Skip to main content

El robot avestruz que no necesita de un ordenador para correr

El robot avestruz: pionero en movimientos no computarizados

03/05/2017 - 15:08

El robot avestruz diseñado por el IHMC no necesita de una computadora para correr. De hecho, no necesita pensar en correr, su diseño mecánico se equilibra naturalmente gracias a su estabilidad dinámica incorporada.

La ausencia de giroscopios y sensores representa un salto tecnológico si atendemos a los bípedos robotizados anteriores. El investigador jefe de IHMC, Jerry Pratt, ha liderado el equipo encargado de desarrollar el robot avestruz, también conocido como Planar Eliptical Runner (PER). Pratt asegura que "las lecciones aprendidas durante el proyecto podrían aplicarse a robots para hacerlos más eficientes y naturales. Funcionará para cualquier aplicación donde las ruedas no funcionen bien".

Hasta la fecha, los robots bípedos requerían de un alto procesamiento para ejecutar los algoritmos de equilibrio, siempre ayudados de giroscopios y sensores para mantenerlo en pie. El ejemplo de ello es el robot bípedo Cassie, predecesor de este nuevo PER y limitado en la práctica dadas sus exigentes necesidades de funcionamiento.

El nuevo robot avestruz de IHMC utiliza un elegante diseño mecánico, compuesto por un único motor que impulsa las piernas en un movimiento elíptico. La estructura externa del PER confiere estabilidad a la carrera y posibilita cierta resilencia activa a las piernas del robot. Esto quiere decir que, cuando las piernas sientan resistencia, el motor añadirá más potencia de empuje, ajustando mecánicamente la pierna trasera para estabilizar el sprint.

La velocidad máxima es de 16 km/h y, en caso de dimensionarlo a tamaño humano, podría llegar a alcanzar velocidades de entre 30 y 50 km/h, mayor incluso que la de los velocistas más rápidos.

Aprende junto a tus hijos con estos juegos de robótica

No es ningún secreto que los robots bípedos son económicamente poco productivos. Su complejo sistema de equilibrio, la necesidad de un suministro energético cuantioso y, en definitiva, su elevado coste hacen de su fabricación y posterior puesta en funcionamiento una opción potencialmente descartable. Con esta premisa partieron los primeros experimentos del PER, y ahora, tras numerosas pruebas, pueden asegurar tranquilamente que han conseguido desarrollar una opción real, competitiva y asequible a esta necesidad tecnológica.

"Los robots con piernas serán particularmente útiles en lugares donde se quiere una presencia humana y es demasiado peligroso, caro o remoto enviar a una persona de verdad", concluyó el investigador jefe Jerry Pratt. En estas ocasiones, el robot avestruz de IHMC se posicina como una de las alternativas más factibles.

Tags:

#robots

Ver ahora: