El robot repartidor empieza a entregar pedidos en Europa este mes

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
robot repartidor

A partir de este mes, un programa piloto empezará a probar el servicio de robots repartidores para entregar pedidos a domicilio en Reino Unido, Alemania y Suiza. Las máquinas se encargarán de llevar a las casas de los clientes sus compras del supermercado, pedidos de comida, paquetería y mensajería. 

El responsable de llevar los encargos será un robot repartidor que lanzó el mes de abril Starship Technologies, una compañía fundada en 2014 por los cofundadores de Skype. Nosotros pudimos ver a la máquina en acción en el Mobile World Congress 2016.

El androide está equipado con todo tipo de sensores que le permiten desenvolverse sin ninguna dificultad en el entorno. Se mueve de manera autónoma con la supervisión de operarios humanos en el centro de control, y puede reconocer y evitar cualquier obstáculo. Tiene una capacidad de carga de hasta 20 kg y cuenta con una batería que le proporciona una autonomía de hasta 6 horas. 

Starship ha alcanzado acuerdos con la empresa de comida Just Eat, la compañía de mensajería Hermes, el minorista Metro Group y el supermercado Pronto para iniciar este programa piloto de reparto a domicilio, que se llevará a cabo en las ciudades de Londres, Düsseldorf, Berna y Hamburgo.

Los robots más curiosos de Amazon

Cada corporación tendrá a su disposición decenas de robots para distribuir los envíos. Cuando los paquetes estén listos, la máquina se encargará de recoger la carga y guardarla en su habitáculo para poner rumbo al destino en el que se encuentra el cliente. Pueden entregar los pedidos de los clientes que residan en un radio de entre 3 y 5 km aproximadamente en un tiempo estimado de entre 15 y 30 minutos.

Una vez en el domicilio, el destinatario introduce un código de seguridad a través de una app para el teléfono móvil que le permite abrir el robot y coger el pedido del interior. Después, la máquina retorna a su base. 

Ahorra con este código promocional de Telepizza

Starship ha estado probando sus robots en 12 países en los últimos nueve meses y ahora quiere comprobar el funcionamiento del androide en estas grandes ciudades europeas. La compañía cree que si el servicio de entrega robotizado tiene éxito será posible abaratar el precio de las entregas de las 12 libras que cuesta en la actualidad a tan solo 1 libra. 

Pizza Hut sustituye a sus trabajadores por robots