Los robots cirujanos empiezan a operar de forma autónoma

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Los robots cirujanos ya pueden operar de forma autónoma

La tecnología está llamada a introducirse cada vez más en aspectos de nuestra vida cotidiana, tanto a nivel recreativo como en el ámbito profesional. Uno de los sectores que ha avanzado mucho en los últimos años gracias a la investigación y a la tecnología es el de la medicina, donde los profesionales incluso pueden llegar a utilizar robots cirujanos operados manualmente.

Las ventajas de utilizar un robot cirujano son bastante claras, partiendo desde su inigualable precisión, la desaparición de fatiga o cansancio, aunque al fin y al cabo quien lo maneja continúa siendo una persona. Ahora, un grupo de científicos y cirujanos de Estados Unidos han logrado completar con éxito una serie de operaciones con un robot cirujano autónomo, aunque supervisado.

Por primera vez un robot cirujano autónomo ha llevado a cabo una intervención en un sujeto vivo: una anastomosis intestinal en un cerdo, durante la cual se unen dos partes del intestino. En total, se llevaron a cabo cuatro cirugías con este robot cirujano autónomo y todos los sujetos han sobrevivido sin complicaciones.

Explicado con detalle en una publicación de Science Translational Medicine, el Smart Tissue Autonomous Robot (STAR) fue creado en el Instituto Sheikh Zayed en Washington, DC. Además de estas intervenciones sobre sujetos vivos, STAR ya había sido probado sobre tejido inanimado de cerdo, incluyendo la anastomosis intestinal y sutura lineal.

Los resultados hablan por sí solos al comparar dos operaciones realizadas, una por STAR y otra por un cirujano. En el caso de la llevada a cabo por el robot cirujano autónomo, se detectó un espacio consistente entre suturas, lo que ayuda a la curación, además de soportar pérdidas de gran presión, lo que puede ser de vital importancia en una intervención de este tipo.

Las 10 innovaciones tecnológicas que cambiarán la medicina

Sin embargo, a STAR actualmente le lleva 35 minutos completar todo el proceso, mientras que un cirujano humano es capaz de hacerlo en 8 minutos. Básicamente, STAR tarda más o menos lo mismo que le llevaría a una persona hacer una anastomosis laparoscópica intestinal (cirugía mínimamente invasiva con cámara e instrumentos de sutura).

El Dr.Peter C. Kim, profesor de cirugía y líder del proyecto, aseguró que la intención de STAR no es reemplazar a los cirujanos humanos, sino expandir las capacidades humanas y sus posibilidades a través de visión mejorada, destreza e inteligencia artificial complementaria para ayudar en todo lo posible.

[Fuente: STM]