Skip to main content

Rusia está en guerra contra Telegram, y perjudica a Google

telegram rusia

24/04/2018 - 07:47

Rusia sigue matando moscas a cañonazos. El Gobierno ruso está en una particular cruzada contra el servicio de mensajería Telegram, que ha visto cómo sus servidores han sido cercados en muy poco tiempo. No es un secreto que la privacidad en algunos países no es algo por los que algunos dirigentes u organizaciones tengan demasiado respeto y Rusia está en guerra con Telegram, precisamente, por ese motivo.

En plena época en la que muchos usuarios aún están escandalizados por la polémica de la fuga de datos de Facebook, algo que ha llevado a organizar peticiones masivas para borrar cuentas en dicha red social, llega el Gobierno ruso para pedirle a Telegram que, directamente, les ceda las claves del cifrado de datos de la plataforma. Esto expondría a los millones de usuarios que utilizan el servicio ya que, básicamente, Rusia tendría en su poder los datos personales de dichas personas.

Pavel Durov es el CEO de Telegram y, como podéis imaginar, se ha negado a que Rusia tenga las llaves de cifrado de su plataforma. El motivo esgrimido es que no iba a comprometer la privacidad de los usuarios, una respuesta que no ha gustado, en absoluto, a Rusia y que, por tanto, ha empezado a actuar por la fuerza. Tras el cerco a los servidores de Telegram, el servicio se vio obligado a migrar algunos de ellos a los servidores de Google y Amazon, y Rusia, sin pensárselo dos veces, ha decidido bloquear diferentes IP.

Si hace unos días os contamos en Hobby Consolas que eran 5 millones de direcciones IP las que estaban baneadas (algo que ha afectado a diferentes videojuegos, como Fortnite o PUBG, y servicios, como PlayStation Network o Spotify) hoy nos enteramos que ya van 19 millones de direcciones IP bloqueadas por el Gobierno ruso en esta guerra contra Telegram. Como dato de interés, se estima que Telegram tiene 14 millones de usuarios en Rusia.

Según Google, el organizmo regulador Roskomnadzor ha bloqueado la friolera de casi 19 millones de direcciones IP para impedir, por la fuerza, que se utilice Telegram en territorio ruso. Esto no es una cantidad que pase desapercibida y, como la compañía ha confirmado, ya son varios servicios los que están teniendo problemas estos días. Y es que, hay problemas con la nube de Google, con servicios de Amazon, con Spotify, Twitch y varias docenas más de aplicaciones de terceros que utilizan los servidores de Amazon y Google.

Hay que ver cómo termina todo esto, pero está claro que Rusia va en serio y que esta contienda contra Telegram y la privacidad de sus usuarios está afectando a una de las compañías más poderosas del panorama tecnológico. 

[Fuente: Techcrunch]

Y además