La salmonella podría ser un tratamiento eficaz contra el cáncer

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
salmonela cancer

Un equipo de científicos de la Universidad de Misuri en Estados Unidos ha desarrollado una cepa tóxica de salmonella que podría ser un tratamiento eficaz contra el cáncer.

La salmonella es un género de bacterias cuyo hábitat natural es el intestino de los animales o de las personas. Se transmite por contacto directo o manipulación cruzada, y es la responsable de la salmonelosis, una enfermedad infectocontagiosa que se trata de una de las intoxicaciones alimentarias más comunes. Esta bacteria destaca por contar con una característica única que le permite penetrar a través de las barreras celulares para replicarse en el interior del huésped. 

Los investigadores de la Universidad de Misuri han llevado a cabo un estudio de la cepa no tóxica de salmonella que revela que puede ayudar a controlar la propagación del cáncer de una manera activa. La cepa ha sido modificada genéticamente para producir bacilos que no sean tóxicos, mejorando su capacidad natural para atacar y destruir las células tumorales y evitando que dañe las células normales sanas.

"Esta cepa tiene preferencia natural por infiltrarse y replicarse dentro de las células cancerosas de un tumor", explica Robert Kazmierczak, uno de los miembros del estudio. Esta propiedad convierte al bacilo en el candidato perfecto para utilizarlo como bacterioterapia, que es el empleo de bacterias vivas como terapia para tratar una condición médica. 

Nuevo tratamiento para el cáncer incurable de médula ósea

En las pruebas de laboratorio para evaluar su eficacia, se ha administrado la salmonella genéticamente modificada directamente en el sistema circulatorio de ratones aquejados de cáncer de próstata. Los científicos pudieron observar que los roedores toleraban bien el tratamiento, y al examinarlos comprobaron que los tumores se habían reducido un 20% en comparación con el grupo de control.

"Uno de los aspectos más notables de la salmonella es su capacidad para persistir en el interior del tumor", asegura Kazmierczak. "El objetivo de este tratamiento es el desarrollo de un vector bacteriano que pueda destruir el tumor desde adentro hacia afuera y reducir la cantidad de efectos secundarios padecidos por los enfermos de cáncer".