Skip to main content

Samsung desarrolla wearable para prevenir ictus cerebrales

Samsung wearable ictus

23/01/2015 - 09:01

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que unos 15 millones de personas sufren ictus al año.El wearable analiza las diferentes ondas cerebrales y es capaz de detectar un ictus en 60 segundos.Están estudiando la posibilidad de implementar su tecnología para prevenir ataques al corazó

Hace un par de años, un grupo de ingenieros de Samsung Electronics comenzó a desarrollar un proyecto independiente en Creativity Lab, un lugar donde se les da a los empleados de la compañía coreana la oportunidad para plasmar sus ideas sobre productos comercialmente viables. Estos científicos querían encontrar una solución para prevenir los ictus mediante el control de las ondas cerebrales. Muchos médicos no se tomaron en serio la iniciativa, pero ellos no tiraron la toalla y siguieron investigando. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que unos 15 millones de personas sufren ictus al año. El 66% de estos pacientes acaba con discapacidades muy serias e, incluso, algunos fallecen tras el ataque cerebral.

En enero de 2015, estos investigadores presentaron un prototipo funcional basado en la tecnología Early Detection Sensor & Algorithm Package (EDSAP). El wearable, que se lleva en la cabeza, analiza las diferentes ondas cerebrales y es capaz de detectar un ictus en 60 segundos si se tiene un smartphone o tablet.

El objetivo de esta prenda inteligente es prevenir los ictus, proporcionando al usuario una alerta para que vaya al médico si tiene posibilidades de sufrir una de estas embolias. Así, se evitarán las posibles consecuencias de un accidente cerebrovascular.

Pero, ¿Cómo funciona? Los sensores de EDSAP se colocan en un dispositivo que recoge y transmite de forma inalámbrica los datos de las ondas cerebrales a través de una aplicación. Todo el proceso no dura más de 1 minuto.

Descubren el "botón" que apaga el dolor crónico

Además, si el wearable se mantiene en la cabeza del usuario más de 60 segundos, puede analizar con precisión información adicional relacionada con la salud neurológica del paciente, como patrones de estrés, ansiedad o sueño.

En comparación con otros sensores de ondas cerebrales que hay en el mercado, los sensores EDSAP son mejores en todos los sentidos. En primer lugar, son capaces de monitorizar mucho más rápido la actividad cerebral de un paciente, ya que sus competidores tardan una media de 15 minutos

Por otra parte, su capacidad de análisis es más exhaustiva, en parte gracias al material del que está fabricado. Además, este wearable es muy fácil de usar y, gracias a él, se eliminan los procesos previos que pueden ser desagradables para un paciente.

De momento se va a utilizar para prevenir ictus, pero estos científicos están estudiando la posibilidad de implementarlo también para prevenir ataques de corazón.

[Fuente y foto: Samsung Tomorrow]

Ver ahora: