Skip to main content

Los satélites Galileo, en problemas por culpa de sus relojes

Satélites europeos Galileo para posicionamiento GPS

20/01/2017 - 09:00

Apenas unos meses después de que la UE y la Agencia Espacial Europea iniciaran el Proyecto Galileo, éste se está viendo en serios problemas. La culpa es de sus relojes atómicos, que por algún extraño motivo están comenzando a fallar uno tras otro.

Este proyecto es una alternativa al GPS estadounidense. El llamado Sistema de Navegación Galileo debería ser más exacto a la hora de proporcionar una ubicación que el norteamericano. Esa exactitud, no obstante, acaba de irse por la borda debido a que de momento no se puede confiar en sus relojes.

La Agencia Espacial Europea aún no sabe por qué nueve de los relojes de los 18 satélites que tienen en órbita no son capaces proporcionar datos exactos. No es un asunto menor, pues si estos no están perfectamente sincronizados y en funcionamiento, es poco probable que el posicionamiento sea de fiar.

De los nueve dispositivos que están fallando, tres funcionan con rubidio y seis de hidrógeno. Si sólo se hubieran producido errores en uno de ellos, podría considerarse un hecho aislado. Que sean nueve y además de dos tipos distintos ha hecho saltar todas las alarmas en la sede del proyecto, financiado con fondos de la Unión Europea.

Los relojes GPS deportivos más vendidos en Amazon

De momento los satélites Galileo sigue operativo gracias a que aún quedan relojes que sí funcionan como deberían, pero la ESA se plantea ya posponer el lanzamiento de la próxima nave. 

“Puedes decir que esperemos hasta encontrar la solución, pero eso significa que si más relojes fallan reducirán la capacidad de Galileo. Sin embargo, si lanzamos, mantendremos o incrementaremos su capacidad. Debemos asumir el riesgo de pensar que no es un problema sistémico. Estamos discutiendo qué hacer” son las palabras de Jan Woerner, director general de la ESA al respecto.

Por qué Galileo revolucionará el posicionamiento GPS de los teléfonos móviles

Todo parece señalar que un cortocircuito o el reinicio inesperado de los relojes habría introducido cambios en su configuración. Ahora mismo hay un satélite que sólo cuenta con dos relojes operativos, circunstancia que pone en riesgo todo el sistema y explica por qué la Agencia no se plantea demorar el próximo lanzamiento.

[Fuente: ESA]

Ver ahora: