Skip to main content

Un sensor químico para detectar el cáncer de forma precoz

detectar cancer

11/05/2016 - 22:28

Científicos de la Academia de las Ciencias de Polonia han diseñado un sensor químico sencillo y barato de fabricar que detecta el cáncer de forma precoz.

Un diagnóstico temprano de cualquier enfermedad es muy importante para que los médicos tengan tiempo de administrar al paciente el tratamiento necesario, y más cuando se trata de una patología tan peligrosa como el cáncer. 

Para hacerlo posible, un grupo de científicos de la Academia de las Ciencias de Polonia ha diseñado un sensor químico sencillo y barato de fabricar que tiene la capacidad de detectar el cáncer de forma precoz.

El componente más importante de este dispositivo es una película delgada de polímero que puede identificar las moléculas de neopterina. Se trata de una proteína que se encuentra en los fluidos corporales, como el suero, la orina o el líquido cerebroespinal, y que es producida por el sistema inmunológico.

Los niveles de la neopterina se elevan cuando cuando el sistema inmune se activa para proteger el organismo, motivo por lo que se la considera un marcador que indica el avance de una infección o una patología. Su aumento es especialmente notable con enfermedades neoplásicas como el linfoma maligno

La película de polímero del sensor químico que han desarrollado estos investigadores cuenta con cavidades moleculares para reconocer la neopterina en la superficie de un electrodo. Después de la inmersión en suero sanguíneo artificial enriquecido con neopterina, la película del electrodo captura las moléculas, lo que conduce a una disminución en el potencial eléctrico del sistema de medición conectado. 

La metástasis del cáncer se acelera con el estrés

Las pruebas de laboratorio han mostrado que las cavidades moleculares del polímero atrapan las moléculas de neopterina incluso en presencia de moléculas de estructura y propiedades similares, lo que significa que la probabilidad de detectar falsos positivos es muy pequeña. 

"En la actualidad, nuestro sensor químico es una pieza de equipo de laboratorio. Sin embargo, la producción de su elemento clave, la peícula de polímero, no plantea grandes problemas", explica el profesor Wlodzimierz Kutner. "En unos pocos años podrían estar disponibles equipos de diagnóstico del cáncer simples y fiables basados en nuestro desarrollo". 

Ver ahora: