Skip to main content

Sergey Brin y Larry Page han ganado 8.000 millones en un día

larry page sergey brinn millones
user

20/07/2015 - 21:34

Dicen que la fortuna favorece a los valientes, pero lo cierto es que tiende a favorecer más a los valientes ricos. Un ejemplo claro son los co-fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, que acaban de ganar 4.000 millones cada uno en sólo unos días de buena suerte. 

La semana pasada, cuando la compañía hizo un par de declaraciones dejando claro que sus resultados trimestrales habían sido mejores de lo esperado, las acciones de Google subieron un 16%. Hasta el punto de que este fin de semana, el viernes las acciones de Google acabaron valiendo 672,93 dólares, lo que supone una subida de más de 93 dólares en un día. Y adivinad quiénes tienen un montón de acciones de Google. 

Así es el pasado y el futuro de Google: entrevista con sus fundadores

Según los expertos, la subida no es sólo un golpe de buena suerte sino que se ha convertido en el crecimiento en bolsa más grande en un sólo día de la historia de Estados Unidos, cerrando con un aumento del valor de la compañía de 51.000 millones de dólares. 

Y por qué no decirlo, a sus fundadores les ha ido igualmente bien. Sus respectivas fortunas han aumentado casi un cuarto (24%) de su valor de 2014 según Bloomberg, lo que supone una subida de 7.000 millones por cabeza. Otro de los directivos de Google, Eric Schmidt, ha visto subir su fortuna igualmente un 22% este mismo año.

Así que con esta subida, Google se sitúa como la segunda compañía más valiosa del mundo detrás de su más férreo e imbatible competidor, Apple, que ahora mismo tiene un valor de mercado de unos 746.000 millones de dólares. El caso es que la compañía de Mountain View está subiendo tanto que Apple podría no ser tan imbatible al fin y al cabo. Según declaraba el analista Colin Sebastian a Bloomberg: "La gente está empezando a notar que Google es una compañía más fuerte y sana de lo que Wall Street pensaba en su momento". 

Es lo que pasa por montar hamacas en tu lugar de trabajo. Los tiburones de bolsa no te toman en serio. 

Fuente: Bloomberg.com

Ver ahora: