Skip to main content

Shell se suma a la red de carga de coches eléctricos Ionity

Shell se suma a Ionity

28/11/2017 - 09:08

El gigante del petróleo Shell ha anunciado que se suma a Ionity, el proyecto con el que BMW, Mercedes, Ford y Volkswagen pretenden desplegar una red de puntos de carga para coches eléctricos a lo largo y ancho de toda Europa. La compañía petrolera albergará en sus estaciones de servicio algunos de los puntos de carga que conformarán este corredor que pretenden unir las grandes ciudades europeas a través de esta red de cargadores.

Ionity ha nacido como un claro competidor a la red de cargadores de Tesla. Las marcas que se han sumado a este proyecto ya han empezado a trabajar -en mayor o menor medida- en el coche eléctrico, pero para poder comercializarlo necesitan ofrecer al cliente una red de puntos de carga que facilite los viajes de larga distancia. Ionity pretende crear una red de hasta 400 estaciones de carga para coches eléctricos para el año 2020, de las cuales al menos 20 ya deberían empezar a estar operativas a partir de este mismo año. Y Shell quiere estar presente en este despliegue.

Los 10 coches eléctricos con más autonomía del mercado

Shell es una empresa que en los últimos años ha empezado a apostar cada vez más por el coche eléctrico. La compañía ya está instalando puntos de carga en algunas de sus estaciones de servicio, y de hecho incluso ha creado una marca para identificar su apuesta por la movilidad eléctrica: Shell Recharge. Ahora, lo que ha anunciado es que colaborará con los fabricantes del motor involucrados en Ionity para albergar puntos de carga en sus gasolineras, aumentando así la disponibilidad de la red de carga hasta 18 países diferentes. Bélgica, Francia u Holanda serán algunos de los países en los que Shell colaborará con los puntos de carga de Ionity.

Ionity, recordemos, es un proyecto que pretende desplegar hasta 400 estaciones de carga de 350 kW por toda Europa durante los próximos dos años. Esta cifra, la de los 350 kW, es la que Elon Musk prometió superar hace tiempo (refiriéndose a ella incluso como una cifra de "un juguete para niños"), aunque a día de hoy todavía no ha desplegado ningún cargador que supere esta velocidad de carga. Habrá que ver si con el lanzamiento del camión eso cambia pronto.

En cualquier caso, los grandes fabricantes poco a poco están empezando a entender los puntos débiles que todavía quedan por solucionar para que el coche eléctrico empiece a convertirse en una alternativa real para mucha gente. La experiencia de carga sigue siendo mejorable, y una red de cargadores distribuida por todo el continente es precisamente lo que se necesita para que alguien se pueda plantear adquirir un vehículo eléctrico como único coche en la familia.

9 mitos (en su mayoría falsos) de los coches eléctricos

[Fuente: Reuters]

Ver ahora: