Skip to main content

Si quieres tener los oídos limpios, no utilices bastoncillos

Bastoncillos

05/01/2017 - 11:52

Hay costumbres de higiene personal que se mantienen con el paso del tiempo, aunque no haya evidencia científica que las respalde. Una de ellas es la de limpiar el cerumen de los oídos con bastoncillos de algodón, una práctica que no sólo no funciona sino que es perjudicial.

La cera acumulada en los oídos es una sustancia que el cuerpo segrega de forma natural. No es tremendamente agradable, pero no es antihigiénica. De hecho, tiene numerosas utilidades prácticas para la salud auditiva. Por eso, limpiar el cerumen con bastoncillos o con cualquier otro método invasivo puede crear un problema a corto plazo.

Esta sustancia grasienta sirve para mantener el oído lubricado, evitando la sequedad y la irritación. Además evita que entren partículas dañinas, actuando de la misma forma que los mocos o los pelos de la nariz. Puede que sea antiestética, pero no es mala.

El problema con los bastoncillos de algodón es que no sólo no consiguen extraer de forma eficiente la cera de los oídos sino que la empujan hacia dentro. Así, lo que se lograr es crear un tapón que puede reducir la capacidad auditiva y causar infecciones tremendamente dolorosas. El oído se limpia de forma natural, expulsando lenta pero constantemente tanto el cerumen como otras partículas.

Estos son los productos de aseo personal más vendidos en Amazon

No es la primera vez que los expertos incluyen esta recomendación entre sus consejos de higiene y cuidado personal. Desde hace años se sabe que introducir elementos de cualquier tipo en el oído es dañino, aunque viendo cómo evolucionan las ventas de estos productos, los consumidores parecen no haberse dado por enterados.

La última organización en dar la voz de alarma ha sido la Academia Estadounidense de Otorrinolaringología. El presidente del grupo de trabajo que analiza esta problemática, Setch Schwarz, declara que “el problema es que, en el esfuerzo por eliminar la cera del oído, sólo se consigue crear otro problema al empujarla hacia abajo y compactarla aún más profundamente en el canal auditivo”.

Nueve consejos científicos para una higiene perfecta

Según demuestran los estudios, sólo el 10% de niños y el 5% de los adultos sufre de exceso de cerumen. El resto sólo se preocupan en exceso por el aspecto estético de esta sustancia, que ciertamente no favorece al aspecto de nadie. A veces hay que primar la salud por encima de la estética. Este es uno de esos casos.

[Fuente: Science Alert y AAO]

Más:

#higiene, #salud

Ver ahora: