Skip to main content

Las siestas muy largas pueden aumentar el riesgo de diabetes

Las siestas muy largas pueden aumentar el riesgo de diabetes

21/09/2015 - 12:15

Un nuevo estudio presentado en el Congreso Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) relaciona la somnolencia diurna excesiva y dormir siestas muy largas con un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

El estudio, encabezado por el doctor Tomohide Yamada de la Universidad de Tokyo, ha partido de las 683 investigaciones publicadas hasta la fecha sobre la relación entre el mal sueño y el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

El equipo de Yamada ha seleccionado los estudios más exhaustivos, publicados en Suecia, España, Finlandia, Alemania, Estados Unidos y China para realizar un metaanálisis sobre la incidencia de la somnolencia diurna excesiva y las siestas muy largas con la diabetes tipo 2 a partir de cuestionarios completados por personas diabéticas.

Un parche inteligente de insulina para controlar la diabetes

Los autores, con los datos en la mano, llegan a la conclusión de que la somnolencia aumenta el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 en un 56 por ciento, mientras que dormir siestas de más de una hora eleva el riesgo de sufrir diabetes un 46 por ciento.

¿Dormir la siesta aumenta el riesgo de diabetes? No exactamente. El mismo estudio subraya que una pequeña siesta de 40 minutos o menos no eleva el riesgo de padecer diabetes, una buena noticia para una costumbre española extendida por todo el planeta.

En realidad, lo que viene a concluir el estudio es la íntima relación entre la diabetes y los trastornos del sueño. Algunas enfermedades como la apnea del sueño (SAHS) además están relacionados según varios estudios epidemiológicos con todo tipo de enfermedades cardiovasculares.

Algunos cálculos apuntan a que alrededor de la mitad de las personas que sufren apnea obstructiva del sueño padecen diabetes, en buena medida porque al dormir poco se elevan los niveles de cortisol y la hormona del crecimiento, dos elementos que antagonizan los efectos de la insulina.

¿Eres diabético? Descubre aquí las mejores webs y apps para controlar la diabetes

Ese proceso, sin embargo, no se produce en las cabezadas más ligeras. "Varios estudios han demostrado los efectos beneficiosos para el organismo de dormir siestas pequeñas de 30 minutos o menos, que ayudan a mejorar la lucidez y las funciones motoras", explican los autores del estudio.

De esta manera los investigadores concluyen que solo las siestas muy largas de más de 1 hora y la somnolencia diurna excesiva pueden aumentar el riesgo de padecer diabetes tipo 2, una enfermedad que ya sufren más de 285 millones de personas en todo el mundo.

[Fuente: EurekAlert]

Ver ahora: