Skip to main content

The Skyphere, la casa en el árbol para adultos

Casa en el árbol

30/08/2019 - 18:00

Todos los niños, especialmente los estadounidenses (pero nosotros también, influenciados por las películas de Hollywood) han soñado alguna vez con vivir en una casa en el árbol. El ingeniero mecánico y diseñador Jono Williams ha convertido en realidad su sueño. Como debe hacerse: construyendo la casa en el árbol con sus propias manos. Pero no es una simple construcción de madera sobre la copa de un roble. The Skyphere es una casa en el árbol para adultos, con un diseño futurista.

Jono Williams ha necesitado más de 3.000 horas de trabajo para convertir su sueño en realidad. Y ha tenido que llevar a cabo acciones tan peculiares como importar cuatro toneladas de acero desde China. Pero al final lo ha conseguido. The Skyphere es una realidad, y esconde un montón de trucos y curiosidades.

Echa un vistazo al vídeo para descubrir algunos de los secretos de esta casa en el árbol para adutos:

Lo primero que hay que aclarar es que no es una casa en un árbol como tal. No hay árbol por ningún sitio. Pero sí imita las casas infantiles que todos conocemos.

Jono Williams la fabricó de una sola pieza y la transportó colocando ruedas en la base. Para subir hasta arriba hay que escalar una escalera de mano situada en el centro del tronco.

En su interior hay todo tipo de comodidades: mirador, cocina, cama... Incluso una máquina dispensadora de latas de cervezas, que ha creado él mismo. Lo que no tiene es baño, así que toca salir al campo cada vez que tienes que hacer tus necesidades. No parece muy cómodo si te entra un apretón a las 3 de la madrugada y tienes que subir y bajar esas escaleras...

The Skyphere posee un mirador de 360 grados, puerta motorizada que se abre con la huella, nevera, luces LED programables, WiFi, y se controla con el móvil. Además permite subir al tejado y disfrutar de las vistas a más de 10 metros de altura. Y lo mejor de todo: funciona con energía solar.

Si quieres construirte una, a Jono Williams le costó 50.000 dólares, solo los materiales. No tiene intención de venderlas por su cuenta. 

Tags:

#Destacado