Skip to main content

Un solo toque de este chip repara órganos y tejidos dañados

regenerar organos tejidos

30/08/2017 - 15:11

Científicos desarrollan una tecnología que puede revolucionar la medicina regenerativa: se llama TNT y permite reparar órganos y tejidos con el toque de un chip.

Un equipo de investigadores del Wexner Medical Center de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos) ha llevado a cabo un descubrimiento que podría revolucionar la medicina regenerativa. Se trata de una tecnología llamada nanotrasfección de tejido (TNT por sus siglas en inglés) que tiene la capacidad de generar cualquier tipo de células en el cuerpo del paciente. Gracias a esto, es posible tanto reparar tejidos dañados como revertir los efectos del envejecimiento en órganos, vasos sanguíneos o células nerviosas.

Las grandes ventajas de esta tecnología consisten en que su aplicación es rápida y sencilla, no es nada invasiva, es completamente indolora y permite obtener unos resultados sorprendentes en tiempo récord. En el siguiente vídeo puedes ver una muestra de su increíble funcionamiento.

La tecnología TNT tiene dos componentes principales. El primero es un chip basado en nanotecnología que ha sido diseñado para entregar una carga a las células adultas del cuerpo del paciente. El segundo elemento es la carga biológica específica que permite la conversión de las células.

Para aplicar la tecnología, lo único que hay que hacer es colocar el nanochip sobre la zona que se va a tratar y aplicar una pequeña corriente eléctrica para efectuar las transfección. De este modo, el chip entrega la carga de ADN sintético que reprograma las células, lo que hace que éstas se transformen y pasen a ser células de otro tipo. Dependiendo de las células que se quieran obtener, los investigadores utilizan una carga u otra. 

Chip regenera órganos y tejidos

Para comprobar la eficacia de la tecnología TNT, el equipo efectuó pruebas en el laboratorio con ratones y cerdos. En ambos casos fueron capaces de reprogramar células de la piel para que se convirtieran en células vasculares de las piernas, que estaban gravemente heridas y carecían de flujo sanguíneo. Transcurrida una semana del tratamiento, en las extremidades lesionadas aparecieron nuevos vasos sanguíneos, y dos semanas después la lesión estaba curada. Además, también pudieron convertir células de la piel en células nerviosas, curando lesiones nerviosas después de un accidente cerebrovascular.

Nueva técnica española para regenerar el corazón después de un infarto

"Con esta tecnología podemos convertir las células de la piel en elementos de cualquier órgano con un solo toque", explica el equipo. "Este proceso no es invasivo y lleva menos de un segundo". Los investigadores esperan poder iniciar los ensayos clínicos el próximo año para probar la tecnología en seres humanos.

Ver ahora: