La sonda de la ESA se estrelló en Marte por un fallo humano

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El sonda de la ESA se estrelló en Marte por un fallo humano

La Agencia Espacial Europea (ESA) cocluye una de las misiones más esperanzadoras de los últimos años con su sonda Schiaparelli estrellada sobre la superficie de Marte. Dos informaciones contradictorias e imposibles de cumplir a a la vez provocaron en el odenador de a bordo un error fatal que propicio el final prematuro de la misión.

El módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje Schiaparelli se separó del TGO (Orbitador para el estudio de Gases Traza) el 16 de octubre del año pasado e inició el viaje hacia Marte. Tras tres días, la sonda entró correctamente en la atmósfera, mientras que el escudo térmico lo protegía en un descenso que se desarrolló a velocidades supersónicas. Durante la bajada, los sensores de los escudos delantero y trasero recopilaron valiosos datos científicos y técnicos sobre la atmósfera y el escudo térmico.

El principio del descenso se desarrolló según lo previsto, pero poco después de tres minutos transcurridos el paracaídas se desplegó y el módulo experimentó unas velocidades de rotación inesperadamente altas. Este hecho provocó una breve saturación que generó un grave error en el cáculo de orientación por parte del software del sistema de guiado, navegación y control.

Convierte tu smartphone en un planetario celeste con este gadget

"La combinación de este cálculo de orientación incorrecto con las posteriores mediciones del radar hizo que el ordenador estimara que el módulo se encontraba por debajo del nivel del suelo", explican los técnicos de la ESA. Y continúan: "Esto desencadenó el despliegue prematuro del paracaídas y del escudo trasero, el encendido de los propulsores durante tan solo tres segundos en lugar de treinta y la activación del sistema sobre el terreno, como si la sonda ya ubiera aterrizado".

Resultado: la sonda de ExoMars permaneció en caída libre desde una altitud de unos 3,7 km, impactando finalmente contra el suelo a una velocidad de 540 km/h. Sin embargo, la misión también ha ofrecido puntos positivos y los resultados de vuelo revelaron la necesidad de incorporar futuras actualizaciones de software. Así mismo, proporcionaron información que servirá para mejorar los modelos informáticos de comportamiento del paracaídas.

Galería de fotosCientíficos de la NASA descubren agua en un exoplaneta similar a Neptunover las 8 fotos

"La retransmisión de datos en tiempo real durante el descenso fue crucial para lograr este análisis detallado del final de Schiaparelli", argumenta el director de Vuelos Tripulados y Exploración Robótica de la ESA, David Parker, y admite que "es evidente que había que haber estudiado con más profundidad ciertas áreas durante la preparación, la validación y la verificación del sistema de entrada, descenso y aterrizaje".

"Todo lo que hemos aprendido nos servirá para seguir preparando la misión ExoMars 2020", concluye el director. Ahora está por ver si el comprmiso lleva consigo una mayor dedicación para eliminar de la ecuación estos fallos evitables.

[Fuente: ESA]