Skip to main content

Stan, el Tiranosaurio Rex más famoso del mundo, vendido por un precio récord

T-Rex

Christie's

10/10/2020 - 07:30

El viejo Stan ha estado a la altura de su fama. Ha sido vendido en subasta al precio más alto jamás pagado por un fósil. Casi 4 veces más alto que el anterior récord. Pero queda una gran incógnita por resolver.

El pasado 6 de octubre Stan, el esqueleto de T-Rex más famoso del mundofue subastado por la casa de subastas Christie's dentro del evento Arte del Siglo XX. Su dueño, el Black Hills Institute, esperaba sacar alrededor de 8 millones de dólares. Pero como era de esperar la subasta se disparó y acabó vendiéndose por 31,8 millones de dólares, tasas incluidas.

Supone todo un récord para un fósil. El anterior estaba en poder de otro Tiranosaurio Rex llamado Sue, que se vendió en 1997 por 8.4 millones de dólares. Ajustando la inflacción, equivaldría a unos 13 millones actuales.

Solo se han descubierto unos 50 T-Rex en el mundo, muy pocos enteros. Stan es uno de los más grandes y más completos, 188 huesos. Mide más de 4 metros de alto y más de 13 metros de largo. En vida, hace 65 millones de años, llegaría a pesar entre 7.000 y 8.000 Kilos, el doble que un elefante.

Tiranosaurio Rex

Christie's

Este Tiranosaurio Rex debe su nombre a su descubridor, el paleontólogo aficionado Stan Sacrison, que lo encontró en una propiedad privada de Hell Creek, en Dakota del Sur (Estados Unidos), en 1987. El hueso de la cadera se asomaba a la superficie, pero el resto del esqueleto estaba esparcido y enterrado, y se necesitaron más de 30.000 horas para extraer los huesos uno a uno.

El T-Rex Stan pronto se convirtió en el más popular de mundo, gracias a un viaje a Japón, y a su aparición en numerosas exhibiciones. También es el más replicado. Se han vendido más de 30 réplicas a partir de moldes, a razón de 100.000 dólares cada una.

El precio de Stan, por tanto, parece justificado. Incluso parece barato en comparación con los cientos de millones que se pagan por obras de arte. A fin de cuentas aquí tenemos un tesoro de la Naturaleza de hace 65 millones de años.

La gran incógnita que nos queda por saber es quién es el comprador, pues Christie's no lo ha desvelado. Al contrario que en España, en donde los museos o el Estado tienen prioridad para comprar tesoros arqueológicos, en Estados Unidos cualquiera puede comprar un dinosario mítico si tiene el dinero, y además puede hacerlo de forma anónima.

Si ha caído en manos de un coleccionista privado, quizá nunca más lo volvamos a ver en una exposición en público...