Skip to main content

Subrayar los apuntes no ayuda a memorizar mejor los datos

Estudiar

25/02/2020 - 07:30

Cuando nos enfrentamos a los exámenes u oposiciones, es muy habitual que todos los libros utilizados estén subrayados, escritos y con las páginas algo gastadas. Es algo normal que al abrir las páginas se encuentren palabras marcadas con distintos colores: amarillo, naranja, verde... Siempre con el objetivo de ayudar a memorizarlas mejor. Sin embargo, puede que esto no sea tan efectivo como se cree.

Make It Stick: the Science of Succesful Learning, un libro publicado por la Universidad de Harvard, se encarga de desmontar algunos hábitos muy utilizados como técnicas de estudio que realmente no tienen tanta utilidad como se le han dado. En especial algunos que usamos todos.

Tal como explican en El Confidencial, los autores Peter C. Brown, Henry L. Roediger III y Mark A. McDaniel destacan que de nada sirve repetir una y otra vez el mismo texto, que la memorización no se basa solamente en el conocimiento de las palabras, porque primero hay que comprender y luego ya se recuerdan los términos.

Todo estudio se basa en la memorización de conceptos y para los autores del libro el subrayado o la repetición solo “proporcionan una falsa sensación de maestría”, pero no ayudan al correcto entendimiento de las materias: son parches para momentos puntuales.

Esto no quiere decir que subrayar sea algo inútil. Tiene una gran utilidad al servir para ir directamente al contenido que nos interesa estudiar y ayudar a la hora de hacer listados. Es una herramienta de avance, pero no un mecanismo de memorización.

Según el libro publicado, hay que recordar dormir lo suficiente, estudiar en varias fases en vez de someterse a largas maratones, combinar distintas asignaturas o temarios a la vez y escribir a mano. Mediante estas estrategias se logra que el cerebro funcione de forma más productiva y mejores resultados en los exámenes.

Y además