Skip to main content

¿Sufres dolores al viajar en avión? Consejos para evitar el malestar durante el viaje

Asientos avión

20/08/2019 - 06:45

¿Eres de los que sufre dolores tras un largo vuelo? Los asientos son incómodos en muchas ocasiones: rígidos, poco espaciosos, no se pueden estirar las piernas… Y es normal que al par de horas de estar sentados empecemos a encontrarnos con un continuo malestar en espalda, piernas o cuello.

Si hacemos un viaje corto puede que aguantemos bien, pero en caso de que supere la hora y media, es recomendable tratar de combatir las dolencias para evitar que el día posterior al viaje sea incómodo o que no se relajen los músculos hasta el momento de acostarse.

Puede que no tengas ganas, pero es buena idea levantarse e ir al baño. De este modo podrás andar un poco y, si no molestas a nadie, incluso estirar las piernas o la espalda. Conseguirás cambiar de postura, oxigenar los músculos y aliviar la tensión acumulada. Sabemos que a veces es engorroso si se está en el asiento de ventanilla, pero es por tu bien.

Aunque hay poco espacio, también es recomendable estirar en el asiento. Mover los tobillos de los pies en círculo, dejar los dedos de los pies posados y después los talones. Tocar con los dedos de las manos la punta del calzado, girar el cuello… Sin parecer un malabarista ni incomodar a otros pasajeros, unos movimientos similares pueden ayudarte a sobrellevar mejor el tránsito.

Llevar una almohada o prenda que puedas doblar y colocar tras la espalda puede ayudar en caso de que el asiento sea de esos tan incómodos que en ningún momento logres relajarte. Además, será de gran utilidad si tratas de dormir en el avión

Así puedes saberlo todo sobre el avión en que vas a volar estas vacaciones

Las medias de compresión pueden ser muy útiles, sobre todo para personas con problemas sanguíneos. Ayudan a que la sangre recorra mejor las piernas, se eviten coágulos y aumentar la presión.

Por último, también te aconsejamos que tengas las manos ocupadas. Una pelota antiestrés te puede ayudar a mantenerte activo y olvidar otra clase de malestares. Si no puedes tener las piernas activas, al menos ten los brazos.

Ver ahora: