Skip to main content

Tecnología de Cadillac permite que los coches hablen con los semáforos

coches hablan semaforos

01/06/2017 - 16:32

Cadillac ha probado con éxito su tecnología V2I, un sistema que permite que los coches se comuniquen con los semáforos para hacer más segura la conducción.

La tecnología ha supuesto una verdadera revolución en el sector del automóvil. Gracias a ella, los vehículos autónomos son capaces de conducir solos y los coches convencionales son cada vez más inteligentes, lo que nos permite conducir con mayor comodidad y viajar mucho más seguros.

Cadillac, la mítica marca de automóviles de lujo, apuesta fuerte por implementar tecnología en sus vehículos. Por este motivo, el Cadillac CTS Sedan ha sido el primer modelo comercial que cuenta con el sistema de comunicaciones Vehicle to Vehicle (V2V), una tecnología que permite que los coches compartan información para alertar a los conductores de peligros potenciales.

Ahora, la compañía ha ido un paso más allá y acaba de probar con éxito una nueva tecnología de comunicaciones llamada Vehicle to Infrastructure (V2I), que en este caso permite que el coche inteligente intercambie información con las infraestructuras, como semáforos, señales o controladores de tráfico. De esta forma, el conductor puede recibir alertas relacionadas con la seguridad, la movilidad o el estado de la carretera más adelante.

Todos los accesorios que necesitas para tu coche están en la tienda de motor de Amazon España

Las pruebas se han llevado a cabo en Michigan, con la colaboración de los organismos viales del estado. El modelo utilizado ha sido el Cadillac CTS Sedan con la tecnología V2I, y se ha podido demostrar con éxito su adecuado funcionamiento para recibir información en tiempo real.

En el ensayo, la información era remitida por dos semáforos, que se comunicaban con los coches inteligentes mediante el protocolo Dedicated Short-Range Communications (DSRC) para advertirles de cuándo se iban a poner en rojo. El vehículo procesaba esta información y analizaba la velocidad para avisar al conductor en caso de que fuera demasiado rápido y pudiera tener problemas a la hora de frenar ante el semáforo.

Así es cómo el coche autónomo de Tesla predice un accidente, en vídeo

La tecnología V2I garantiza la privacidad del conductor en las comunicaciones con la infraestructura mediante un sistema de encriptado, de tal manera que si alguien se salta un semáforo en rojo la plataforma no podrá conocer la identidad de la persona o el vehículo que ha cometido la infracción.

Ver ahora: