Las tecnologías que nos darán más y mejores años de vida

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
¿Nos facilitará la tecnología del futuro la vida eterna?

El gerontólogo Aubrey de Grey, de la Universidad de Cambridge (EE.UU.), afirma haber encontrado en la tecnología del futuro el ansiado “elixir” de la vida eterna (o casi) que promete alargar la vida hasta los 1.000 años.

Pero él no es el único que asegura que existe la posibilidad de vivir para siempre ya que el fundador y presidente de Google Ventures, Bill Maris, apunta que la inmortalidad puede ser una realidad muy próxima. Y todo, gracias a la oleada de avances tecnológicos que están llegando y, especialmente, a todos los que están por llegar en el futuro.

Buscando respuestas en Google

Ante tales afirmaciones, sólo podemos poner nuestros ojos en los proyectos liderados por las grandes compañías, como la propia Google, que buscan encontrar la fórmula de la eternidad.

Prueba de ello es su inversión de 400 millones de euros en la empresa antes señalada, Google Ventures, destinada a nuevos proyectos que investiguen la “eterna juventud”.

Según Maris, la clave para encontrarla está en la biotecnología molecular, es decir, en nuestro ADN. Algo que también secunda Google con 23andMe, una empresa respaldada por Google Ventures que dedica sus recursos al análisis de ADN, mediante el cual determina la predisposición genética de una persona a determinadas dolencias.

Todos hemos oído hablar de las dietas personalizadas que son diseñadas a partir de un estudio de los genes, la llamada nutrigenómica. Entonces ¿por qué no intentar leer en los mismos genes para saber a qué enfermedades somos más propensos? 

De esta forma, sería posible impedir su origen o, en otros casos, su evolución e incluso su curación. Este método de análisis ya es una realidad, puesto que en la actualidad se puede rastrear el genoma para prevenir problemas futuros con una simple muestra de saliva, pero aún falta mucho para que se tenga acceso a este tipo de estudio de forma globalizada.

Esta no es la única empresa que está orientada a conseguir la vida eterna. DNAnexus trabaja en la construcción de un banco global de la información genómica utilizando la computación en la Nube.

¿Qué finalidad tiene esto? Muy sencillo, si conocemos nuestra genómica, podremos encontrar la llave que nos lleve a comprender el por qué de nuestro deterioro y cómo deternelo.

Vejez detenida

Esta atractiva posibilidad ha hecho que Google y Apple unieran sus esfuerzos y crearan el proyecto Calico, que se centra en encontrar solución a los retos que plantea la vejez y, en consecuencia, a las enfermedades asociadas con la edad, tal y como explica Larry Page, cofundador de Google. 

El proyecto, a su vez, está formado por programas específicos que abarcan desde las restricciones en la movilidad hasta la investigación contra el cáncer. Entonces, ¿será Google nuestro salvador?

Next, el transporte del futuro

No es nada nuevo que el gigante de Mountain View colabore en programas de avance tecnológico como robots, humanoides y demás, sin embargo resulta bastante novedoso asociar a Google con el mundo médico.

Pese a esto, no cabe duda de que la empresa del famoso buscador no es la solución al problema pero sí un buen camino para conseguirla y, sobre todo, para conseguir una mejor calidad de vida.

Un camino que que se esfuerza en contruir gracias a Google X, un laboratorio que ya está trabajando en la investigación de nanopartículas que, introducidas en el torrente sanguíneo, pueden detectar las mutaciones de alguna enfermedad o cáncer. Pero la apuesta de Google X va mucho más allá, puesto que está tratando de entender cómo el mundo de las máquinas va a superar la biología humana. 

Operaciones más seguras

La ciencia avanza a pasos agigantados, afectando a todos los campos. La medicina se aprovecha de tecnologías como Google Glass, que ha servido como parte del instrumental básico para realizar operaciones quirúrgicas incluso de carácter interdisciplinar, entre varios médicos situados físicamente en lugares distintos.

Así mismo, las gafas de Google se han aprovechado para grabar operaciones o retransmitirlas en directo a las facultades de medicina, como demuestra su utilización por parte del Servicio de Urología del Hospital General Universitario de Alicante.

Algo que también parece inevitable es la incorporación de los robots quirúrgicos a la sala de operaciones. El más conocido es el sistema quirúrgico Da Vinci, una sofisticada plataforma robótica diseñada para ampliar las capacidades del cirujano y ofrecer una opción mínimamente invasiva para la cirugía mayor, pero no es el único.

La empresa vasca Ceit-IK4 desarrolla un robot similar, que actúa como GPS en las operaciones de fijación de las vértebras en la columna y evita así posibles daños irreversibles en la médula o en los nervios.

Todos estos son avances que, sin duda, hacen que la posibilidad de que en un futuro, un robot realice las operaciones de forma automatizada, sea más que palpable.

Por supuesto, aún tendremos que esperar un tiempo para poder ver a los primeros robots cirujanos, pero lo que sí que puedes comprobar ya son los beneficios de contar con un robot enfermero.

Su objetivo es el de ayudarte a mejorar la calidad de vida de los años vividos y ha sido diseñado por la Universidad de Örebro (Suecia), bautizándole como GiraffPlus.

Este robot vigila la salud de los ancianos en su casa y los conecta con su familia y con los profesionales sanitarios siempre que es necesario, gracias a que cuenta con unos sensores que detectan las actividades que mantiene el anciano y controla los parámetros habituales con cualquier enfermero.

Inventos y calidad de vida

Constantemente comprobamos que los avances en medicina y en tecnología van de la mano. Desgraciadamente, aún quedan muchas dolencias a las que encontrar un solución, como el Párkinson o el Alzhéimer.

Lo que sí se ha conseguido es mejorar la calidad de vida de muchos pacientes, tal y como demuestran inventos como Liftware, una cuchara ideada por Google que elimina el 76% de las vibraciones que tienen los enfermos de Parkinson en las manos y que facilita así la acción de comer.

La fundación Michael J. Fox prueba wearables para el Parkinson

O el de unas gafas sonoras que se conectan al oído del que padece Parkinson y activan la zona motriz de su cerebro, ayudándoles a caminar con seguridad. Otro ejemplo más de estos ingenios que persiguen ayudar a las personas es el del exoesqueleto Kinesis.

En su desarrollo ha participado el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y busca movilizar las articulaciones del paciente mediante la estimulación eléctrica de sus músculos.

Avances al alcance de la mano

Existen, sin embargo, otro tipo de dispositivos que mejoran nuestra vida y que ya están disponibles para todos. Los gadgets y wearables que instan a hacer ejercicio han colapsado el mercado con la intención de mejorar tu salud, como Apple Watch, Microsoft Band o FitBit Surge.

Todos estos dispositivos están destinados a controlar tus constantes vitales y a estimularte para que lleves una vida más activa y saludable, lo que también revertirá en una mejor y más larga vejez.

Además, los videojuegos se han convertido en la última estrategia para motivarnos a practicar ejercicio con la excusa de la competitividad y la diversión, ofreciendo títulos como Sports Champions o EA Sports Active 2.

Lo que es seguro es que la tecnología jugará un papel fundamental en la difícil tarea de mejorar nuestra calidad de vida y alargarla lo máximo posible. Bienvenida sea al futuro.