Skip to main content

Una terapia contra el cáncer con resultados muy prometedores

Tratamiento del cancer

16/02/2016 - 18:41

Un científico estadounidense ha descubierto la terapia de las células T, que ha demostrado un éxito sin precedentes en el tratamiento contra el cáncer. 

Stanley Riddell, un científico del Centro Fred Hutchinson de Investigaciones sobre el Cáncer ubicado en Seattle (Estados Unidos), ha descubierto una terapia que ha tenido un éxito sin precedentes en el tratamiento contra el cáncer

Se conoce como terapia de células T. Los linfocitos T son los leucocitos responsables de coordinar la respuesta inmune celular del organismo. Además, también pueden participar en el desarrollo de todas las formas de respuestas inmunes, como la producción de anticuerpos por parte de los linfocitos B.  

Para llevar a cabo el nuevo tratamiento contra el cáncer, el investigador modifica genéticamente las células T para añadirles unas moléculas llamadas receptores antígenos quiméricos. Gracias a estas moléculas, los glóbulos blancos modificados se dirigirán contra células cancerosas específicas. 

Después de ser manipuladas genéticamente, las células T se vuelven introducir en el cuerpo del paciente para que ataquen a las células cancerosas, debilitando su capacidad para defenderse del sistema inmune del enfermo.

En los ensayos clínicos, esta terapia ha resultado ser de gran eficacia. En palabras de Riddell, "es extraordinario, es algo que no tiene precedentes en medicina".

En uno de los estudios, en el que participaban enfermos de leucemia linfoblástica aguda (LLA), la patología entró en remisión en el 94% de los casos, aunque los síntomas pueden reaparecer. Los pacientes con otros tipos de cáncer de la sangre registraron una tasa de respuesta favorable al tratamiento del 80%, y más de la mitad ha experimentado una remisión completa de la enfermedad. 

Podría estar cerca un análisis de sangre que detecta todos los tipos de cáncer

"En estos pacientes ya no funcionaba ningún tratamiento. La mayoría de ellos tenían una esperanza de vida de entre dos y cinco meses", explica Riddell.

Eso sí, algunos de los enfermos que sometieron a la terapia manifestaron un efecto secundario peligroso relacionado con una respuesta inmunológica excesiva. Presentaron síntomas de fiebre, hipotensión y neurotoxidad, y dos de ellos murieron. 

Se trata de un primer paso muy esperanzador. Las investigaciones tienen que continuar para ver si se obtienen los mismos resultados para otros tipos de cáncer, pero la comunidad médica está de acuerdo en que la terapia puede suponer una verdadera revolución en el tratamiento de esta enfermedad. 

[Fuente: The Guardian]

Ver ahora: