Terapia de luz trata con eficacia el cáncer de próstata temprano

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?

Un nuevo tratamiento contra el cáncer de próstata que combina láseres y bacterias de aguas profundas podría ser "verdaderamente transformador", según un equipo de investigadores.

Un ensayo realizado con 415 hombres en toda Europa terminó con casi la mitad completamente libre de cáncer en comparación con el 13,5% con el tratamiento regular.

Además, a diferencia de las terapias agresivas actuales que pueden causar impotencia e incontinencia urinaria, la mayoría de los sujetos estaban libres de efectos secundarios después de dos años.

La "terapia vascular dirigida fotodinámica (VPT)", desarrollada por científicos del Instituto Weizmann de Ciencia en Israel y la empresa privada STEBA Biotech, es bastante creativa.

Los pacientes primero se tratan con un medicamento llamado WST11 derivado de bacterias altamente sensibles a la luz que viven cerca del fondo del océano. Después del tratamiento, los médicos insertan las fibras ópticas a través del perineo, entre el ano y los testículos, en la glándula de la próstata afectada.

Cuando el láser rojo está encendido, activa el fármaco, que libera los radicales libres que destruyen los tumores, pero no las células circundantes.

Después del seguimiento, sólo el 6% de los pacientes necesitaban cirugía para extraer la próstata, en comparación con el 30% de los pacientes bajo terapia normal.

"Esto es realmente un gran salto hacia adelante para el tratamiento del cáncer de próstata, que anteriormente ha quedado rezagado décadas detrás de otros cánceres como el cáncer de mama", dijo el investigador líder Mark Emberton del hospital University College de Londres. "En el cáncer de próstata, seguimos eliminando o irradiando toda la próstata, por lo que el éxito de este nuevo tratamiento preservador de tejidos es una buena noticia". 

Identifican siete nuevas sustancias que provocan cáncer.

El procedimiento fue realizado en 10 naciones europeas por 47 centros de tratamiento, muchos de los cuales no tenían experiencia con él.

"Los nuevos procedimientos generalmente se asocian con una curva de aprendizaje, pero la falta de complicaciones en el ensayo sugiere que el protocolo de tratamiento es seguro, eficiente y relativamente fácil de ampliar", dijo Emberton.

Además, agrega, la RM y otras técnicas para detectar cánceres de próstata han mejorado desde que comenzó el ensayo en 2011, por lo que estudios adicionales deberían producir resultados aún mejores.

Aún queda trabajo por hacer. En este momento, el tratamiento es mejor para los pacientes de bajo a medio riesgo, ya que les da una opción segura para el tratamiento en lugar de esperar, lo que podría permitir que el cáncer progrese.

Sin embargo, queda por ver si el tratamiento con VPT funcionará para casos de alto riesgo. En este momento, los investigadores están "esperando ansiosamente" los resultados de los ensayos en pacientes con formas más agresivas de cáncer de próstata.