Skip to main content

Un tercio de especies de animales y plantas podrían extinguirse en solo 50 años

Oso polar

16/02/2020 - 07:00

Un nuevo estudio basado en datos de cientos de especies en todo el mundo, ha desvelado que una de cada tres especies de todas las plantas y animales de la Tierra pueden enfrentarse a su extinción para 2070.

El ser humano no cuida de manera adecuada el ecosistema que le rodea, y en ello entran esas millones de especies de plantas y animales que viven junto a nosotros en el planeta y que podrían extinguirse durante los próximos años.

Un nuevo estudio presenta estimaciones detalladas sobre extinción global relacionado con el cambio climático para el año 2070. Para ello los investigadores combinaron información sobre extinciones recientes causadas por el cambio climático, tasa de movimiento de especies y diferentes proyecciones del clima futuro para estimar que una de cada tres especies de plantas y animales puede enfrentarse pronto a su extinción.

Para ello investigadores de la Universidad de Arizona analizaron las extinciones locales que ya han sucedido de plantas y animales, para comprender cómo se están extendiendo por causa del cambio climático.

En concreto analizaron datos de 538 especies y 581 lugares en todo el mundo, y después generaron datos climáticos desde el momento de la primera investigación de los mismos, en cada uno de los lugares y a lo largo del tiempo con al menos 10 años de diferencia. Descubrieron que el 44 % de las 538 especies ya se habían extinguido en uno o más sitios.

Al analizar el cambio en 19 variables climáticas en cada lugar, podemos determinar qué variables conducen a las extinciones locales y cuánto cambio pueden tolerar antes de extinguirse. También calculamos la rapidez con que las poblaciones pueden moverse para tratar de escapar de las crecientes temperaturas”, señalan en la investigación.

Y es que al reunir todos los datos anteriores, pueden llegar a estimaciones detalladas de las tasas de extinción global para cientos de plantas y animales de todo el mundo. El estudio ha sido capaz de identificar las temperaturas máximas anuales y las máximas diarias más altas en verano, como la variable clave que mejor explica si una especie se extinguirá.

Otro punto a destacar, es que los investigadores encontraron que la mayoría de las especies no podrán dispersarse lo suficientemente rápido como para evitar la extinción, estudiando sus tasas de movimientos pasadas.

Descubrieron que aproximadamente el 50 % de las especies estudiadas tenían extinciones locales si las temperaturas máximas aumentaba en más de 0,5 °C, y el 95 % de las especies alcanzaban la extinción si las temperaturas aumentaban en más de 2,9 °C.