Skip to main content

TESS, la nueva misión de la NASA para buscar vida alienígena

TESS, la nueva misión de la NASA para buscar vida alienígena

08/04/2018 - 20:07

El próximo 16 de abril el cohete Falcon 9 de Space X pondrá en órbita la misión TESS de la NASA, un satélite cuyo único cometido es buscar exoplanetas en estrellas cercanas, que puedan contener vida alienígena.

Un exoplaneta es un planeta que orbita alrededor de una estrella que no es el Sol. En otras palabras, un planeta fuera del Sistema Solar. La nave Kepler, que se está quedando sin combustible, nos ha confirmado que pese a que hay miles de millones de estrellas, existen incluso más planetas que estrellas. Nuestro Sistema Solar, con una estrella y ocho o nueve planetas (según consideres a Plutón), no es una excepción en el Universo. La propia Kepler ha localizado ella sola 2.600 exoplanetas en estrellas situadas entre 300 y 3000 años luz. TESS tiene pensado buscarlos en estrellas aún más cercanas, a menos de 300 años-luz. En este vídeo la NASA nos explica cómo funciona este sofisticado cazador de planetas.

Compara los precios de los telescopios mejor valorados en Amazon

Aunque Kepler ha hecho un gran trabajo, TESS será una revolución que juega a otro nivel. En su órbita de 13 días alrededor de la Tierra sus cuatro cámaras de amplia cobertura son capaces de vigilar el 86% de todo el espacio que hay a su alrededor. El Kepler apenas llegaba al 7%.

Para descubrir nuevos exoplanetas utilizará una técnica llamada tránsito, que consiste en capturar la luz que emite una estrella. Cuando esa luz se corta o reduce momentánemente, es porque un planeta ha pasado por delante, al recorrer su órbita. Según la luz que tape, se pueden determinar aspectos como su tamaño:

TESS, la nueva misión de la NASA para buscar vida alienígena

El objetivo de la misión TESS es descubrir exoplanetas en estrellas cercanas, que puedan contener vida. Capturará todos los exoplanetas que pueda, pero se centrará en aquellos que están en la zona habitable, es decir, la parte de la órbita de una estrella que permitiría albergar agua en un planeta.

Cuando la órbita del TESS esté en su punto más cercano a la Tierra, enviará toda la información que haya capturado a la NASA. Se analizarán los datos y aquellos planetas que muestren alguna información interesante, serán enfocados por los telescopios más potentes, como el futuro James Webb Space Telescope.

Quizá solo estemos a unos pocos años de descubrir vida alienígena. Si lo hacemos, será vida microscópica: bacterias extraterrestres u organismos similares. Pero será un hito para la Humanidad. La confirmación de que no estamos solos, fuera de nuestro planeta.

[Fuente: NASA]

Ver ahora: