Un tetrapléjico consigue mover un brazo robótico con la mente

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un tetrapléjico mueve un brazo robótico con la mente

Un tetrapléjico que llevaba más de 34 años postrado en una silla de ruedas, ha conseguido controlar un brazo robótico solo utilizando la mente y la imaginación, según un artículo publicado por la revista Sciencie.

En una investigación del Instituto de Tecnología de California (Caltech) y la Escuela Keck de Medicina de la Universidad de Los Angeles, Erik Sorto, de 34 años y paralizado de cuello hacia abajo por una herida de bala, ha realizado movimientos como dar la mano, controlar un ratón de ordenador o jugar a "piedra, papel o tijera" utilizando un brazo robótico situado junto a él.

Hasta ahora, los dispositivos neuroprotésicos eran movidos por los pacientes a través de unos implantes en la zona del cerebro donde se sitúa el centro del movimiento, el córtex motor, que puede permitir a pacientes con amputaciones o parálisis controlar un brazo robótico pero con un movimiento torpe y con retraso respecto al pensamiento.

Sin embargo, una nueva técnica soluciona el problema de los movimientos torpes en pacientes con un trasplante robótico.

En el caso de Erik Soto, los investigadores simplemente implantaron microelectrodos en la zona del cerebro donde se produce la intención del movimiento, el córtex parietal posterior, con lo que han logrado que el paciente realice acciones de una manera mucho más y fluida.

"Cuando mueves un brazo, realmente no piensas en los músculos que hay que activar ni en los detalles del movimiento, sino que piensas en el objetivo del movimiento", por ejemplo coger un vaso de agua, explicó el profesor Richard Andersen, director del estudio.

El aprendizaje de Soto con esta nueva técnica fue sencillo y rápido. Según afirmó el dueño de este brazo robótico "fue el momento más emocionante del aprendizaje, simplemente con pensar en mover el brazo robótico, fue muy fácil empezar a realizar movimientos ágiles" como si se tratara de su propio brazo.

Un niño recibe su prótesis robótica del mismísimo Iron Man

Tras la operación realizada en 2013, Sorto aprendió a controlar de manera fluida el brazo robótico con su mente, es decir, sólo con pensar lo qué quería hacer, el brazo robótico respondía casi a la perfección. Algo que además, no necesitó de una rehabilitación larga, ya que en un corto periodo de tiempo aprendió a manejar su brazo robótico perfectamente.

Esta nueva técnica de implantación de prótesis tecnológicas abre un abanico de posibilidades a las personas que han sufrido algun tipo de problema relacionado con amputaciones o parálisis.

Esta historia nos hace recordar el emotivo momento que pudimos presenciar hace unas semanas cuando el mismísimo Robert Downet Jr., Iron Man en las películas de Marvel, entregó en persona a Alex, un niño que había nacido sin el brazo derecho, un brazo prostético diseñado a imagen y semejanza a la extremidad derecha de su traje de Iron Man: