Tomar bebidas muy calientes "probablemente" causa cáncer, según la OMS

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
cafe cancer

El informe presentado por un grupo de científicos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha alertado de que tomar bebidas muy calientes, como café o mate, "probablemente" puede provocar cáncer de esófago.

Para llegar lanzar estas advertencia, estos investigadores han llevado a cabo una revisión de más de 1.000 estudios para intentar averiguar si existe una relación directa entre la enfermedad y la ingestión de determinados líquidos. Sus conclusiones revelan que el problema no se encuentra en el tipo de bebida, sino en la temperatura de la misma: el riesgo está en consumirlas a más de 65 ºC. 

"Los estudios realizados en países como China, Irán, Turquía y América del Sur, donde el té o el mate se bebe tradicionalmente muy caliente (a aproximadamente 70 ºC) revelan que el riesgo de padecer cáncer de esófago se incrementa con la temperatura de la bebida", asegura la IARC.

Además, en un experimento de laboratorio previo que se ha llevado a cabo con ratones y ratas se ha podido comprobar que el consumo de agua muy caliente, entre 65 y 70 ºC, aumenta el riesgo de sufrir tumores esofágicos. No obstante, se trata de un ensayo aislado y los científicos dicen que harían falta más datos para afirmar que el beber agua tan caliente es igual de peligroso.

La verdad sobre la carne roja y procesada, y el cáncer

Dejando la temperatura aparte, estos investigadores aseguran que no hay indicios científicos para pensar que el café por sí mismo sea una sustancia cancerígena. "Tomados en conjunto, los datos disponibles sugieren que no hay pruebas suficientes para determinar que beber café sea cancerígeno", afirma la Agencia. 

Con la yerba mate pasa lo mismo. Habitualmente se consume a una temperatura muy elevada, en un recipiente cerrado y con una paja metálica que lleva la bebida directamente a la garganta. Según la IARC, "el único estudio que examinó el consumo de mate frío no mostró asociación con el cáncer de esófago".