Skip to main content

ToyBox, la impresora 3D para crear tus propios juguetes

Imprime juguetes con la impresora 3D Toybox

22/02/2017 - 10:28

Nace ToyBox, la impresora 3D que te permite crear juguetes de todo tipo, tamaño y color para escapar de la monotonía de los que encuentras en las tiendas.

Los juguetes que salen al mercado ya no nos sorprenden. La oferta se reduce a ciertos modelos que, con diferentes características, siguen el mismo patrón. El mundo de las impresoras 3D también ha llegado para dar un vuelco al mercado de los juegos para niños.

Con la impresora 3D ToyBox podemos imprimir cualquiera de los modelos que encontramos en su app. Es de uso más sencillo ya que el fabricante ha querido adaptar la interfaz para que, hasta los más pequeños puedan crear sus propias plantillas.

Una vez descargada la aplicación basta con conectar la impresora, seleccionar en la app las características que quieres que tenga y pinchar en "Imprimir" para que empiece a fabricarlo.

Desde la página web de la empresa, make.toys, podemos ver el catálogo de los distintos juguetes que el fabricante permite imprimir, dividido en tres secciones:

  • Criaturas tenebrosas, que incluye todo tipo de animales.
  • Trenes de medianoche, en la que poder imprimir varios tipo de vehículos.
  • Construcciones de ladrillo, para crear edificios con piezas rectangulares.

También nos facilitan desde la web los tiempos que la impresora tardaría en fabricar algunos de los juguetes; de esta manera podremos elegir las plantillas que queremos crear en base al modelo o al tiempo de elaboración.

La impresora sólo se puede comprar en US por unos 500 $, aunque muy pronto estará disponible en otros países. El material de plástico que necesitamos para fabricar los objetos puede obtenerse en Amazon.

La impresora 3D ToyBox también puede usar cualquier otro software; así nos permite imprimir lo que deseemos sin depender de la app oficial, que ya se encuentra disponible para IOS y las versiones de Android 4.1 o superiores.

La impresora 3D de comida

Al final, lo que compramos con intención de crear productos infantiles se puede convertir en una impresora 3D convencional que, con una placa de impresión fija y un filamento correcto, nos garantiza objetos perfectos.

Después de las impresoras 3D de juguetes esperamos que la próxima novedad revolucione no sólo el panorama de la impresión en tres dimensiones sino todos los sectores e introduzca más novedades para mejorar los servicios que ofrecen.

Ver ahora: