Skip to main content

Tres sencillos trucos de la Universidad de Harvard para cuidar tu cerebro

Cómo cuidar el cerebro

Gettyimages

17/07/2020 - 18:59

Vivimos en una sociedad que nos empuja al estrés, y no es fácil escapar de su influjo. Con estos tres sencillos consejos de los expertos, ayudarás a tu cerebro a ponerse en forma.

El cerebro es el órgano más importante de nuestro cuerpo. Contiene 86.000 millones de neuroras y consume el 20% del oxígeno y el 50% de la glucosa que generamos. Es el responsable de funciones tan esenciales como pensar, moverse o hablar. Por eso hay que cuidarlo. Con estos tres sencillos consejos de la Universidad de Harvard, retrasarás su deterioro cognitivo.

La sociedad moderna no solo nos exige el máximo de nuestra capacidad intelectual y cognitiva, sino que además fomenta la aparición del estrés por el ritmo acelerado que llevamos, y la presión social a la que estamos sometidos.

Cuidar nuestro cerebro exige cosas que ya nos han explicado muchas veces, desde comer de forma equilibrada hasta dormir suficientes horas, y hacer ejercicio. Pero hay otras mucho más fáciles que podemos poner en práctica para retrasar su deterioro, tal como nos cuenta nuestra compañera Andrea Núñez-Torrón en TICbeat.

Desde el departamento Harvard Women’s Health Watch, en la Escuela de Medicina de Harvard, nos proponen hacer estas tres cosas tan sencillas.

Cuidar a un perro

Los beneficios que nos proporciona convivir con un animal en casa, son numerosos. 

En el informe Get a dog publicado por la doctora Elizabeth Pegg Frates, profesora asistente clínica de la Harvard Medical School, se explica que “hay una razón por la que los perros son llamados nuestros mejores amigos: no sólo ofrecen un compañerismo incomparable, sino que investigaciones recientes revelan que también mejoran nuestra salud”.

Intento de Modo Retrato con un perro en el iPhone nuevo

En un estudio italiano realizado a mujeres octogenarias, aquellas que pasaron 90 minutos a la semana acariciando, aseando, caminando o jugando con un perro obtuvieron resultados más altos en las pruebas mentales que antes de tener mascota. Y también más altos que otro grupo de control que no pasó el tiempo con animales.

Y si no puedes tenerlo en casa, siempre puedes apuntarte como voluntario en un refugio de animales.

Pintar dibujos

Es una de las primeras actividades que aprendemos los humanos, casi cuando aún somos bebés, pero los médicos aconsejan seguir practicándola toda la vida. Especialmente en edad avanzada.

Existen libros de dibujo para adultos, desde mandalas a mosaicos, y otros temarios. Se ha comprobado que es una actividad relajante y estimulante. Según un estudio alemán de 2015, también mejora el razonamiento espacial.

Jugar con niños

Si tienes hermanos pequeños, hijos o nietos, pasar tiempo con ello estimula el cerebro de los adultos. Y es especialmente recomendable para los abuelos. En un estudio llamado Women’s Healthy Aging Project, 186 mujeres llevaron a cabo pruebas mentales estándar. Aquellas que pasaban un día a la semana con un nieto tuvieron las puntuaciones cognitivas más altas en la mayoría de las pruebas.

Pero como todo en esta vida, abusar de ello tampoco es bueno. Entre las puntuaciones más bajas de las pruebas había mujeres que cuidaban a los nietos cinco días a la semana. El estrés que generaba la responsabilidad de cuidar los nietos todos los días, también hay que tenerlo en cuenta.

Son tres consejos sencillos para poner en práctica. ¿Te animas a probar?