Skip to main content

Trucos caseros para limpiar el horno fácilmente y sin productos químicos

Limpiar horno

Getty Images

08/07/2021 - 22:15

Si vas a limpiar el horno y no quieres utilizar productos químicos, apúntate estos trucos caseros para hacerlo con ingredientes naturales y con poco esfuerzo.

Hay tareas domésticas que resultan verdaderamente odiosas y limpiar el horno es una de ellas. 

Se trata de un espacio reducido que en muchas ocasiones está situado a una altura baja, debajo de la vitrocerámica, por lo que es complicado acceder con comodidad. 

Además, la suciedad que se acumula suele estar muy incrustada, de manera que hace falta frotar con bastante fuerza para poder retirar todos los restos de comida pegados. Y a esto hay que sumarle lo difícil que resulta que resulta quitar la grasa. 

Posponer la limpieza del horno no es la solución al problema, ya que con el uso y el paso del tiempo se va acumulando y endureciendo la suciedad. Por lo tanto, cuanto antes te pongas con ello, mejor que mejor.

En el mercado podemos encontrar muchos productos para limpiar el horno. El problema es que en general suelen estar formulados con productos químicos fuertes y hay personas que prefieren recurrir a los trucos caseros tradicionales.

Si tú eres una de ellas y quieres limpiar el horno con ingredientes naturales, toma nota de las soluciones más eficaces que puedes utilizar:

  • Bicarbonato de sodio, vinagre blanco y lavavajillas. De este truco para limpiar el horno sin esfuerzo ya te hemos hablado anteriormente. Consiste en mezclar una taza y media de bicarbonato, un cuarto de taza de vinagre blanco y media taza de lavavajillas, aplicar la mezcla en las paredes del horno y dejarla actuar durante la noche. Por la mañana podrás retirar la suciedad con la esponja y sin necesidad de frotar.
  • Vinagre blanco y maicena. Este truco casero es muy efectivo para limpiar el cristal del horno. Mezcla una taza de vinagre blanco y una cucharada de maicena en una olla y calienta hasta que espese. Deja enfriar y aplica la mezcla en la puerta del horno. Espera unos 20 minutos y después retira la pasta con papel de cocina. 
  • Zumo de limón, maicena y lavavajillas. También puedes hacer un limpiador casero para el horno con zumo de limón, maicena y lavavajillas. Mezcla una taza de zumo de limón con una cucharada de maicena en una olla y calienta hasta que espese. Deja que enfríe y luego añade una cucharadita de jabón lavavajillas. Aplica esta pasta en el horno, deja que actúe 20 o 30 minutos y limpia con un paño o papel de cocina.
  • Alcohol isopropílico, agua y lavavajillas. Mezcla un cuarto de taza de alcohol isopropílico, un cuarto de taza de agua tibia y ocho gotas de jabón lavavajillas. Pon la solución en una botella con pulverizador y aplícala en el horno. Deja que actúe durante 20 o 30 minutos y luego limpia con papel de cocina o con un trapo.