Skip to main content

Trucos caseros para limpiar el teclado del PC sin comprar productos

Teclado sucio

22/10/2021 - 00:31

En pocos lugares se acumulan más gérmenes que en el teclado del ordenador. Por eso conviene limpiarlo a menudo.

Si usas con frecuencia el teclado de tu PC de sobremesa, o el portátil, no importa que tengas mucho cuidado: tarde o temprano, acabará ensuciándose.

Migas de pan o galletas, bebidas, polvo, pelos, o la propia suciedad y grasa de los dedos, convertirán el teclado en un auténtico vertedero de gérmenes y bacterias.

Existen muchos productos para limpiarlo. Desde botes de aire comprimido a líquidos limpiadores especiales, e incluso masillas que se meten por los agujeros de las teclas y extraen la suciedad. Pero cuestan dinero.

Vamos a ver algunos trucos caseros para limpiar el teclado sin comprar productos.

Por supuesto, no queda más remedio que usar algún artículo de limpieza, pero vamos utilizar lo que todos tenemos en casa, así que no hará falta comprar algo específico para limpiar el teclado.

Dale la vuelta

El primer paso para limpiar el teclado es tan sencillo como darle la vuelta.

Pero mejor encima de la basura, o una papelera, porque seguro que cae bastante suciedad.

Principalmente migas de pan, trozos de patatas fritas, pelos, pelusas, y otros objetos sólidos que se han introducido dentro del teclado, a través de los huecos entre teclas.

No tengas miedo de agitarlo un poco hacia los lados, y arriba y abajo, para que caiga todo lo que pueda.

Usa el aspirador

Ponle al aspirador el complemento terminado en punta para limpiar esquinas, o el interior del sofá, si lo tienes, y aspira entre los huecos de las teclas, todo lo que puedas.

Extraerá principalmente polvo y partículas muy finas, o ligeramente pegadas al interior del teclado.

Un palillo sin punta

Busca un palillo y alisa ligeramente la punta. No queremos cargarnos los circuitos interiores.

Introduce con cuidado el palillo en los huecos de las teclas y arrastra sin clavar, para atrapar o juntar pelusas, y sacarlas al exterior.

Cuando termines, vuelve a darle la vuelta y a pasar el aspirador sobre las teclas.

El socorrido bastoncillo de algodón

Busca un bastoncillo de algodón, mójalo con alcohol y pásalo entre las teclas, y por todos los huecos en donde quepa.

Ten cuidado de que el alcohol no escurra en el interior del teclado.

Un paño con gel higienizante

Coge un paño suave y humedécelo con alcohol o gel higienizante del que usamos para las manos en tiempos de pandemia.

De nuevo, que no escurra. Simplemente humedécelo un poco.

Pasa el paño por las teclas, una a una, y frota aplicando un poco de fuerza. También en el resto del teclado.

Al terminar tendrás un teclado bastante limpio y libre de gérmenes, sin comprar productos especializados.

Solución extrema: desarma el teclado

Si tienes paciencia, y en tu teclado se pueden extraer las teclas, sácalas una a una haciendo un poco de fuerza con un destonillador, y directamente lávalas con detergente.

Así podrás limpiar también con más facilidad el interior del teclado.

Cuando estén completamente secas, vuélvelas a introducir en la base del teclado. Es un proceso laborioso, pero así consigues una limpieza máxima.

Y además