Skip to main content

Trucos para dormirse rápido que no fallan

truco para dormir rápido y profundo

Redacción Computer Hoy

22/10/2017 - 19:11

Pese a que médicos y expertos no dudan en recomendar al menos dormir 7 horas al día, la realidad es que el 50% de la población no consigue dormir más de 6 horas, tal y como demuestra una reciente encuesta de Sleep Council en 2011. Son muchas las razones por las que no conseguimos dormir rápido y bien, aunque se podrían achacar principalmente a factores como la falta de tiempo a lo largo del día debido a las largas jornadas laborales y nuestro extenuante ritmo de vida, y la imposibilidad de relajar nuestra mente por la noche lo que nos mantiene despiertos más allá de lo que nos gustaría, provocando el insomnio.

Para paliar esto último son muchos los que recurren a rastreadores y monitores del sueño, camas especializadas, dispositivos digitales o pastillas para dormir. Tal es el impacto del problema del sueño que sólo en los Estados Unidos se estima que se gastaron 32.400 millones de dólares en 2013. Para que no tengas que invertir un euro para poder dormirse al instante, te ofrecemos algunas técnicas dormirse rápidamente.

Trucos para dormirte rápido

  • La técnica 4-7-8: Fue creada por el profesor universitario de Harvard Andrew Weil, y se basa en el uso de un patrón de respiración: Toma  aire por la nariz, con la boca cerrada, contando hasta 4, luego mantén el aire durante 7 segundos y acabar aspirando el aire durante 8 segundos. Repítelo 3 veces. Este truco para dormirse rápido consiste en suministrar oxígeno al sistema parasimpático además de concentrarte en una actividad concreta, alejando tu mente del estrés.
  • La magia de una bolsa de agua caliente en los pies: ¿Alguna vez te has despertado en medio de la noche sintiéndote frío? Probablemente lo hayas atribuido a una caída de la temperatura exterior -por ejemplo, por la calefacción apagada-, pero la verdadera razón es a menudo una caída de la temperatura en tu interior. Si pones en tus pies una bolsa de agua caliente crearás un efecto de somnolencia ya que ayudarás a dilatar los vasos sanguíneos en tus miembros inferiores, redistribuyendo el calor de tu cuerpo de su núcleo a las extremidades. 
  • Apaga el móvil y otros dispositivos: La luz juega un papel muy poderoso en nuestros patrones de sueño debido a la melatonina, producida por la glándula pineal y que facilita el estado de somnolencia. Esta se activa con la oscuridad, ya que nuestro cuerpo la segrega por la noche, cuando no hay luz, y se ralentiza durante el día. De esta manera, tu mesita de noche debe estar ausente de tableta, smartphone, reloj inteligente o alarma digital.
  • Yoga nidra: Se trata de una técnica de meditación y relajación profunda actualizada y adaptada por Swami Satyananda Saraswati que ayuda a domir rápido y sin pastillas. Este estado de relajación consciente se alcanza cuando la consciencia se separa de la experiencia exterior (órganos sensoriales) y del sueño, mejorando aspectos como la memoria, la capacidad de concentración, el autoconocimiento o la creatividad. Se debe practicar a la misma hora todos los días, siendo recomendable a primera hora de la mañana, porque la mente está fresca y receptiva o antes de dormir inducir un sueño profundo y reparador. Es recomendable hacerlo con el estómago vacío y debes llevarlo a cabo practicando técnicas de meditación y relajación como la respiración profunda, la relajación muscular progresiva o el escaneo corporal. 

Los 10 mejores alimentos para dormir bien y descansar mejor

  • Ojo con la Almohada: El uso de una almohada para elevar tu cabeza ofrece beneficios universales, pero además, existe una escuela de pensamiento que sugiere que deberías desplegarlas por la cama para otras partes de su cuerpo. Prueba a poner una bajo tus rodillas para que tu espalda baja asuma su curva natural y los músculos puedan relajarse en el colchón. Si duermes de lado, coloca una almohada entre tus piernas.
  • Usa tus botones del sueño: La acupresión es una técnica medicinal que pertenece a una de las ramas de la medicina tradicional china, que también abarca la acupuntura y a la digitopuntura. De este modo, la acupresión es como la acupuntura sin agujas, consistente en aplicar presión a las partes específicas del cuerpo cuyo contacto promueve el sueño. En el siguiente enlace encontrarás algunos de los principales puntos de tu cuerpo como los pies, las muñecas, la cabeza o el centro entre las cejas. 
  • Irónicamente, mantente despierto: Aunque no lo creas es un gran truco para dormir rápido y profundo, así lo demuestra una investigación realizada en dos grupos de insomnes en la Universidad de Glasgow reveló que la psicología inversa puede ayudar a las personas a conciliar el sueño. Mientras que a un grupo le permitieron usar sus propios recursos para dormir, se le pidió a los miembros del otro que se mantuviesen despiertos todo el tiempo posible, eso sí, sin moverse, levantarse, ver la televisión o usar el móvil. ¡Adivina quién se fue a dormir más rápido!

Fuente | Telegraph