Skip to main content

Trucos infalibles para limpiar el espejo y eliminar la suciedad sin dejar marcas

Limpiar espejo

Getty Images

28/06/2021 - 22:15

¿La limpieza de los espejos se te resiste? Si la respuesta es afirmativa, presta atención a estos trucos caseros para eliminar toda la suciedad fácilmente y sin dejar marcas.

Limpiar el espejo es una tarea bastante más complicada de lo que puede parecer a priori. En teoría debería bastar con aplicar un poco de líquido limpiacristales y pasar un trapo, pero si sigues este método lo más probable es que queden marcas indeseadas en las zonas por las que has pasado el paño.

Si lo has intentado todo pero sigues sin saber cómo limpiar un espejo correctamente, no te preocupes porque hay algunos trucos caseros que puedes poner en práctica, y te los vamos a contar.

En anteriores ocasiones ya te hemos revelado algunos trucos secretos para limpiar cristales sin esfuerzo, pero esta vez nos queremos centrar en los consejos para limpiar el espejo y eliminar la suciedad sin dejar marcas. ¡Toma nota! 

  • Vinagre blanco y papel de periódico. El vinagre blanco es un producto de limpieza de lo más versátil y te servirá para dejar tu espejo impecable sin dejar marcas. Para ello, rocíalo con una botella con spray, arruga una hoja de papel de periódico y frota el producto contra la superficie del espejo. Quedará brillante sin dejar marcas.
  • Crema de afeitar. Aplica un poco de crema de afeitar convencional en un paño que no suelte pelusa, por ejemplo uno de microfibra, y frota el espejo. No solo quedará libre de marcas, sino que además evitará que se empañe cuando te duches.
  • Alcohol isopropílico. El alcohol isopropílico también te ofrece resultados muy buenos en los espejos. Aplícalo con un trapo que no suelte pelusa y frota las manchas rápido, ya que el alcohol se evapora enseguida. Quedará impecable sin dejar marcas. 
  • Zumo de limón. El zumo de limón tiene propiedades desengrasantes y limpiará la suciedad del espejo sin dejar huella. Aplícalo con una botella con spray y frota con un paño que no tenga pelusa. Aparte de eliminar la suciedad dejará un aroma muy agradable. 
  • Amoniaco. Se trata de uno de los productos para limpiar espejos más eficaces. Diluye un poco de amoniaco en agua, aplica sobre el espejo y limpia con un paño sin pelusa haciendo círculos.