Skip to main content

Trucos infalibles para mantener el fregadero de la cocina reluciente con poco esfuerzo

Fregadero

Getty Images

21/09/2021 - 22:15

¿El fregadero de tu cocina está siempre hecho un desastre? Mantenerlo limpio no es complicado si sabe cómo hacerlo. Presta atención a estos trucos infalibles para tener el fregadero siempre reluciente con poco esfuerzo.

Aunque la cocina esté limpia y recogida, si el fregadero tiene restos de suciedad, espuma o jabón nos da la sensación de que todo el espacio necesita una limpieza. 

Pero limpiar el fregadero no solo es una cuestión meramente estética. Estar en constante contacto con el agua no significa que esté limpio, ya que la humedad continuada junto a los restos de comida favorece la proliferación de bacterias y gérmenes. 

En ocasiones anteriores te hemos contado cómo limpiar el fregadero con poco esfuerzo para que quede brilante, y si ya los has puesto en práctica habrás podido comprobar su eficacia. 

El problema es que los resultados no duran mucho. En el momento en el que vuelves a preparar la comida o a hacer cualquier otra labor en la cocina, el fregadero se ensucia de nuevo y tienes la sensación de que nunca está limpio.

Pero este problema tiene remedio. Mantener el fregadero siempre (o casi siempre) limpio resulta mucho más sencillo de lo que imaginas: tan solo tienes que aplicar algunos trucos fáciles que facilitan enormemente la tarea. 

Poner un filtro en el desagüe es uno de los consejos que nos dan los expertos. Se trata de una pieza con un precio muy asequible (en Amazon tienes modelos por 6,99 euros el pack de dos unidades) que, por un lado, evita que los restos de comida acaben atascando el desagüe, y por otro facilita la eliminación de los residuos.

Tener a mano los productos que necesitas para dar un repaso rápido al fregadero también te ayudará a mantenerlo limpio. Tan solo hace falta una bayeta y un limpiador multiusos apto para el material de tu fregadero. Sé constante y no dejes que se acumule la suciedad. 

También es importante cuidar las bayetas y los estropajos. Limpia bien estos elementos y cámbialos cuando sea necesario. De lo contrario, cuando los uses distribuirás los gérmenes por tu fregadero en lugar de limpiarlo.

Aparte de llevar a cabo este mantenimiento constante, no olvides hacer una limpieza a fondo al menos una vez a la semana. 

En este momento puedes usar otros productos para eliminar las manchas persistentes y deshacerte de los microbios, como el bicarbonato de sodio, el vinagre blanco u otro tipo de producto comercial desinfectante apto para el material de tu fregadero.

Etiquetas:

#Hogar, #Limpieza, #limpiar

Y además