Skip to main content

Trucos infalibles para quitar las manchas de tus zapatillas blancas sin dañarlas

Limpiar deportivas blancas

Getty Images

26/05/2021 - 18:47

¡Oh no! ¡Mis preciosas deportivas blancas tienen una horrible mancha de barro! ¿Y ahora cómo las limpio sin dañarlas?

Llega el buen tiempo, así que es el mejor momento para lucir unas buenas zapatillas blancas. Son cómodas para salir a la calle en verano, y deslumbran bajo el sol. Pero la ley de Murphy nos dice que más pronto que tarde, acabarán con una odiosa mancha que las arruinará por completo. ¿Qué podemos hacer?

Mucha gente usa detergente o las mete directamente a la lavadora, pero son métodos abrasivos y en función de su composición, puedes extender la mancha en lugar de quitarla, desgastar el color, e incluso disolver las suelas en la lavadora...

Nuestra compañera Sandra Viñas, de Business Insider, ha recopilado algunos trucos caseros muy efectivos para limpiar las deportivas blancas sin dañarlas. Son muy fáciles y baratos de aplicar, y conseguirán devolver el blanco nuclear a tu calzado. ¡Pruébalos!

En primer lugar, si la zapatilla es de tela (algodón o lona) y no tiene ningún adorno de otro material, sí se puede usar la lavadora, pero solo a una temperatura no superior a 30 grados centígrados, sin centrifugar y sin meter en la secadora.

Si aún así no te arriesgas a meterlas en la lavadora, o la mancha no se ha quitado, por suerte se puede recurrir a otras soluciones.

La opción más básica es usar un limón. Se corta por la mitad, se restriega sobre la mancha, y se frota con un cepillo de dientes. Esto sirve para las manchas más ligeras.

Muchas personas también quitan las manchas de las zapatillas blancas mezclando bicarbonato, vinagre y agua a partes iguales, y frotando la mancha suavemente con un cepillo de dientes.

Otro truco infalible muy efectivo es usar agua tibia con Jabón de Marsella, ya que es un jabón suave que respeta los materiales.

Si las zapatillas tienen una tela muy delicada y te da miedo frotar, se puede probar con una una solución en seco, como es la sal gorda. Compra sal gorda en el supermercado o en Amazon, moja un poco la mancha con agua y cúbrela abundantemente con la sal gorda. Absorberá la suciedad. Incluso puedes probar sin mojar la mancha, pero es menos efectivo.

Zapatillas blancas

Si ninguna de estas soluciones sirve, hay que empezar a preocuparse. No queda más remedio que usar detergente, que suele ser más abrasivo que las soluciones anteriores, y puede estropear un poco la zapatilla.

Prueba en primer lugar con detergente para platos, que es más suave que el de la ropa. Moja la zapatilla, echa un poco y frota con cuidado.

Con un poco de suerte, tus deportivas blancas lucirán esplendorosas sin sufrir daños.