Skip to main content

Trucos inteligentes y sencillos para eliminar el polvo en casa

Limpiar el polvo

Depositphotos

17/02/2021 - 06:45

¿Alguien de tu familia sufre alergia o quieres mantener tu hogar lo más limpio posible? Entonces pon en práctica estas formas inteligentes y sencillas para eliminar el polvo en casa.

Seguro que te ha pasado muchas veces que, justo al terminar de limpiar, te has dado cuenta de que el polvo ha vuelto a depositarse sobre los muebles. Y es que, en muchas ocasiones, por mucho que nos esforcemos no conseguimos eliminar el polvo del todo.

Deshacerse por completo de las partículas que contaminan el aire de nuestra casa y que se depositan en la tapicería, los suelos y los muebles es una tarea difícil, pero no imposible. Tienes al alcance de tu mano algunas alternativas para que las personas alérgicas puedan respirar mejor y para que el aire de tu hogar esté lo más limpio posible. 

Toma nota de estos trucos inteligentes y sencillos para eliminar el polvo en casa:

  • Mantén las ventanas cerradas. Ventila por la mañana para renovar el aire, pero procura mantener las ventanas cerradas cuando no sea necesario abrirlas para evitar que entre el polvo en el interior.
  • Lava las almohadas con regularidad. Las almohadas son las grandes olvidadas en la limpieza de los dormitorios, y acumulan muchos ácaros del polvo. Lava las almohadas con agua caliente al menos tres veces al año para eliminar tanto el polvo como los ácaros.
  • Limpia el suelo con frecuencia. La mejor forma de eliminar el polvo del suelo consiste en pasar el aspirador a conciencia, sin olvidar los rincones ni la parte baja de los muebles. Después, friega con agua caliente (siempre que el material de tu suelo lo permita).
  • Sacude las alfombras. Las alfombras acumulan mucho polvo. Aparte de aspirarlas, si el tamaño lo permite sacúdelas por la ventana o cuélgalas en unas barandilla y golpéalas para eliminar la mayor cantidad posible de polvo.
  • Limpia cortinas y persianas. Para evitar que el polvo entre por la ventana, limpia las persianas con regularidad. Las cortinas también acumulan mucho polvo, así que lávalas a menudo.
  • Usa dos felpudos. Pon un felpudo fuera de casa y otro en la parte interior de la puerta de entrada. De esta forma, quedará atrapada una mayor cantidad de polvo de los zapatos.
  • Deja los zapatos en la puerta. Si ningún miembro de la familia entra en casa con los zapatos, el polvo, la suciedad y los gérmenes no llegarán al interior de tu hogar. Puedes colocar un estante para los zapatos en la entrada.
  • Compra un purificador de aire. Un purificador de aire con filtro HEPA atrapa al menos el 99,97% del polvo, el polen, el moho, las bacterias, los gérmenes y otras partículas de suciedad. Invierte en este electrodoméstico si quieres que el aire de tu hogar esté más limpio.
  • Aspira el techo. Quizá no lo habías pensado, pero el techo de tu casa acumula mucho polvo. Usa un aspirador vertical para deshacerte de él.