Skip to main content

Trucos para lavar lana a mano y en la lavadora con los mejores resultados

Detergente para la ropa

Getty Images

05/10/2021 - 22:15

Uno de los tejidos que hay que lavar con mayor cuidado es la lana. Toma nota de estos trucos para conseguir unos resultados excelentes sin dañar tus prendas. 

Nuestra ropa está tejida con diferentes tipos de fibras que podemos dividir en dos grandes grupos: fibras naturales y fibras sintéticas. En el caso de las fibras naturales, por un lado están las de origen vegetal, como el algodón o el lino, y por otro las de origen animal, como la lana. 

También hay fibras de origen mineral, como la fibra de vidrio, aunque este tipo de fibras prácticamente no se utiliza en la industria textil. 

La lana es una de las fibras naturales más utilizadas en la industria textil. Se obtiene de las ovejas y las cabras y se caracteriza por tener una superficie escamada y un interior lleno de canales, lo que le permite ofrecer un buen aislamiento térmico. 

Si tienes prendas de lana no hace falta que te digamos que son muy delicadas y que se tienen que lavar con especial cuidado para no estropear el tejido. 

La lana encoge con facilidad y también sufre de frisado, que es la formación de pequeñas bolitas que salen por la fricción de las escamas entre las fibras. 

A continuación vamos a repasar unos trucos para lavar lana a mano y en la lavadora que te serán de gran utilidad para conseguir los mejores resultados.

Cómo lavar lana a mano

La marca de detergente para prendas delicadas Norit aconseja lavar a mano las piezas de lana en las que el tejido sea muy abierto o que tenga hilos muy finos, ya que así te aseguras de que la lana no se daña.

Para ello, lo primero que tienes que hacer es revisar la prenda para localizar posibles manchas. Las deberás tratar frotando suavemente con unas gotas de detergente especial para lana hasta que desaparezcan. 

Después, para lavar los jerséis y otras prendas de lana, llena un recipiente de agua fría, añade la cantidad adecuada de detergente para lana y remueve con suavidad durante un máximo de 5 minutos para que el tejido no se endurezca. 

Cuando termines, aclara con agua fría y aprieta el tejido suavemente, sin retorcer, para eliminar el exceso de agua. Luego, coloca la prenda en posición horizontal o enróllala en una toalla para que se elimine el agua restante, y cuando esté más seca tiéndela con cuidado para que no se deforme. 

Cómo lavar lana en la lavadora

A la hora de lavar lana en la lavadora, lo primero que tienes que hacer es leer con atención los símbolos de lavado de la etiqueta. Aquí podrás comprobar si la prenda es apta para el lavado a máquina y cuál es la temperatura máxima que admite. 

Recuerda que es muy importante separar la ropa y lavarla con prendas similares, eligiendo un programa específico de la lavadora. Todas las máquinas tienen un ciclo para lana o prendas delicadas, así que búscalo y utilízalo en estos casos. 

Nunca pongas la temperatura a más de 30 ºC y, si quieres evitar que las prendas encojan, escoge un programa corto y sin centrifugado. 

Otras recomendaciones que tienes que tener en cuenta son utilizar un detergente específico para lana o tejidos delicados y limitar el uso de suavizante para que la lana no quede apelmazada.

Etiquetas:

#Hogar, #limpiar, #ropa

Y además