Skip to main content

El uso del móvil y el desarrollo de TDAH están fuertemente vinculados, según un estudio

Niñas utilizando el teléfono móvil

19/07/2018 - 08:55

El auge desde hace unos años de casos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad, sobre todo en niños y adolescentes, ha hecho saltar todas las alarmas sanitarias. Muchas miradas se dirigen acusadoramente hacia los móviles, aunque la evidencia al respecto es o era bastante débil.

Ahora, gracias a un estudio realizado en California, parece que se va encontrando cierta evidencia estadística entre el desarrollo de TDAH y las horas de uso del teléfono móvil y redes sociales.

Según los números analizados y publicados en este informe, los adolescentes que utilizan más horas el móvil tienen mayor probabilidad de sufrir TDAH con el paso del tiempo, aunque no se especifica qué cantidad de horas pueden considerarse como "seguras".

Acaba con tu adicción al móvil con este sencillo truco

Para realizar esta afirmación, se estudió la conducta de 2.587 jóvenes del Condado de Los Ángeles durante dos años. Al principio no tenían síntomas de TDAH, aunque poco a poco los que más recurrían a redes sociales, móviles y videojuegos fueron desarrollándolos.

Jenny Radesky, pedíatra de la Universidad de Michigan y autora de un editorial al respecto en la publicación especializada JAMA, afirma lo siguiente: "Creo que algo está ocurriendo, que hay una asociación, aunque sea minúscula, entre estos tipos de uso de las redes y hábitos diarios, con una creciente falta de atención, problemas de concentración, distracciones y dificultad para controlar los impulsos".

Básicamente, la teoría que se maneja actualmente es que por el propio tipo de uso que exigen estas tecnologías, poco a poco se desarrolla una dificultad para mantener la concentración durante demasiado tiempo.

Un ejemplo es -y seguramente conoces ejemplos- el impulso prácticamente irrefrenable de mirar el móvil de forma constante, algo que se transmite a la conducta incluso cuando estás tratando de estudiar, leer un libro o ver una serie.

Puedes comprobar con un test si realmente estás enganchado al móvil, algo que es positivo atajar a tiempo, antes de que se convierta en un problema mayor.

Ver ahora: