Skip to main content

Qué es y para qué se utiliza el óxido de etileno que está obligando a retirar tantos alimentos de los supermercados

Imagen de tres helados.

30/07/2021 - 11:08

La alerta sanitaria del verano la ha protagonizado el óxido de etileno, un esterilizante cancerígeno que se ha colado en una gran variedad de helados en España y que ha obligado a las autoridades a intervenir.

Si has visto las noticias en los últimos días lo más seguro es que te hayas enterado de que hay un montón de helados (Maxibon, Bombón Helado Toblerone, Sandwich de Nata Nestle, Conos Oreo, Mikolápiz...) que han sido retirados de las tiendas.

El motivo no es otro que el de una alerta emitida por el Ministerio de Sanidad, el cual detectó un problema de salud pública en ciertos productos que estaban a la venta en nuestros país (y en parte de Europa).

El responsable de la contaminación es el óxido de etileno, un gas cancerígeno y mutagénico que se ha encontrado en determinados lotes de helado.

Imagen de laboratorio.

El óxido de etileno se utiliza como esterilizante, especialmente en ámbitos médicos y científicos, ya que su composición daña el ADN de los microorganismos y es muy eficaz a la hora de esterilizar material sensible.

Su efectividad para matar agentes patógenos y microorganismos es lo que lo hace peligroso para la salud, ya que también puede dañar nuestro ADN, motivo por el cual está prohibido su uso en alimentos dentro de la Unión Europea.

Lo lógico, explican los expertos, es que los riesgos de utilizar este óxido de etileno se suscriban tan sólo al ámbito laboral (médicos, técnicos de laboratorio o científicos), y no al sector alimenticio, ya que no se utiliza prácticamente en ningún lugar.

¿Es nueva esta alerta? El aviso por contaminación de óxido de etileno se remonta a septiembre de 2020, cuando Bélgica detectó productos contaminados con dicho gas. Desde entonces se han retirado más de 7.000 productos: pan, helados, especias y hummus, entre otros.

El origen de estos productos suele ser India, China o Turquía, países donde se utiliza en exceso este gas para esterilizar las semillas de sésamo y algarrobo, materias primas muy utilizadas en alimentación.

Por fortuna, desde la UE llaman a la tranquilidad, ya que hay muy pocas posibilidades de que se sufran intoxicaciones agudas por comer estos productos debido a que las cantidades encontradas de óxido de etileno son bajas y los lotes afectados ya se están retirando.

Como es habitual, otro verano con intoxicaciones y alertas sanitarias.

Etiquetas:

#Alimentación

Y además