La vacuna universal contra el cáncer está un paso más cerca

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La vacuna universal contra el cáncer pasa sus primeras pruebas

El cáncer es una enfermedad realmente difícil de combatir dada la naturaleza de la misma, pues no se trata de una invasión de cuerpos extraños como las bacterias o un virus. Básicamente, nuestras propias células "enloquecidas" se vuelven cancerosas, motivo por el que durante décadas la opción más frecuente para luchar contra él ha sido envenar a todas las células del cuerpo con la esperanza de que las cancerosas sufriesen más.

Por suerte son muchas las investigaciones que se están llevando a cabo en este campo, y cada vez son mayores los esfuerzos por encontrar una vía menos agresiva. Uno de los métodos novedosos más generalizados consiste en ayudar a nuestro sistema inmune a identificar las células cancerosas para que dejen de "camuflarse" junto a las demás, y los glóbulos blancos sean capaces de detectarlas y atacarlas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Maguncia (Alemania) ha logrado desarrollar un sistema que sería el primer paso para crear una vacuna universal contra el cáncer. Se trata de una vacuna orientada a quienes ya tienen cáncer, o que tienen riesgo de sufrirlo, y que dispara unos pequeños "dardos" con piezas de ARN extraído del cáncer del paciente.

De este modo se aprovecha el principio de las vacunas, que consisten en introducir en el cuerpo algo que se asemeja al microbio que se quiere combatir. El objetivo de la investigación es convencer, en este caso, al sistema inmunológico para que ataque a cualquier tumor con el que se encuentren en su recorrido por el cuerpo.

Cámara de 250 megapíxeles podría ayudar a detectar cáncer

Simplemente modificando el ARN utilizado en la inyección, en teoría es posible movilizar el sistema inmune del cuerpo contra cualquier tipo de cáncer. Esto no solo permitiría desarrollar vacunas rápidamente y de forma barata, sino que virtualmente cualquier tumor podría ser codificado según su ARN.

Por ahora, se han llevado a cabo pruebas en varios modelos de tumores en ratones observando que efectivamente el sistema ataca a las células cancerígenas, y también con un pequeño grupo de ensayo de tres enfermos de melanoma. En este último caso también se produjo la reacción esperada y el sistema inmune atacó al cáncer.

El reto que se presenta es que cada tumor es diferente, por lo que sería necesario adaptar la vacuna para cada paciente, aunque solo haría falta modificar un único componente de la misma para hacerlo. Aun así, el equipo de investigadores no quiere aventurarse y subraya que los datos que tienen no son suficiente para afirmar que se logrará crear una vacuna universal, pero sí es un paso más hacia dicha meta.

[Fuente: ScienceAlert]