Skip to main content

La vida marina podría recuperarse en 30 años, según un estudio

Vida marina

Getty Images

04/04/2020 - 06:45

Los ecosistemas marinos se han visto gravemente alterados y dañados por la acción de los seres humanos, pero los científicos nos transmiten muy buenas noticias: la vida marina se está reconstruyendo y, si seguimos una hoja de ruta para llevar a cabo determinadas acciones de conservación, en 30 años podría recuperarse. 

Así lo sugieren los resultados de un estudio internacional publicado en la revista Nature. El proyecto, dirigido por los profesores Carlos Duarte y Susana Agustí de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdalá (KAUST) en Arabia Saudí, reúne a los principales científicos marinos del mundo de 16 universidades en 10 países del mundo.

"Nuestro estudio documenta la recuperación de poblaciones marinas, hábitats y ecosistemas después de intervenciones de conservación anteriores", explica Carlos Duarte. "Proporciona recomendaciones específicas basadas en evidencias para aplicar las soluciones a mayor escala de manera global".

El documento recoge la sorprendente capacidad de recuperación que ha demostrado tener la vida marina. A pesar de que durante años la acción de los seres humanos ha masacrado a muchas especies y destruido los ecosistemas, las evidencias demuestran que es posible restaurar la abundancia de la vida marina. 

Así se ha observado durante las dos primeras décadas del siglo XXI, cuando se ha puesto de manifiesto que las intervenciones de conservación han favorecido no solo una disminución en la pérdida de vidas animales, sino también signos de recuperación en algunos casos. Destaca, por ejemplo, la espectacular recuperación de las ballenas jorobadas. 

El estudio revela que es posible acelerar la tasa de recuperación de la vida marina para restablecer la mayoría de los componentes de los ecosistemas marinos en un plazo de entre 20 y 30 años. Eso sí, siempre y cuando se aborde el cambio climático y que las acciones de conservación de los océanos se lleven a cabo a gran escala. 

El equipo de científicos ha identificado nueve elementos esenciales en los que hay que centrar las intervenciones de recuperación: marismas, manglares, praderas marinas, arrecifes de coral, bosques de kelp, arrecifes de ostras, pesquerías, megafauna y profundidades marinas.

Las acciones recomendadas en la hoja de ruta pasan por la protección de especies, la explotación inteligente de los recursos, la restauración de los hábitats, la reducción de la contaminación y la mitigación del cambio climático. Las conclusiones del estudio determinan que, si se aplican estas intervenciones a gran escala, la abundancia de la vida marina podría recuperarse para 2050.