Skip to main content

Vivirás más años si te gusta leer

Día del padre
user

07/02/2020 - 07:30

Ray Bradbury dijo que sin bibliotecas no tenemos ni pasado ni futuro,y George R.R. Martin aseguro que los lectores vivimos mil vidas antes de morir. Al margen de la experiencia de introducirse en las pieles de otros personajes, crear imágenes mentales poderosas, detener el tiempo o estimular nuestra imaginación, leer podría, literalmente, prolongar nuestra esperanza de vida, tal y como asevera un estudio llevado a cabo por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale en 2016.

La investigación se dedicó a analizar los patrones de lectura de más de 3.600 personas de 50 años o más durante 12 años, concluyendo que además del puro placer de la lectura y otras ventajas para la salud -desde un mejor aprendizaje, menor deterioro de las capacidades cognitivas o capacidad de reducir la ansiedad y el estrés- podemos vivir más años si enterramos cada noche nuestra nariz entre las páginas de un libro.

Los lectores podrían tener una "ventaja de supervivencia" sobre sus homólogos que no leen, según el estudio. Los datos examinados por Yale mostraron que la lectura durante al menos 30 minutos por día extendió la vida de los participantes durante un promedio de dos años. Por otra parte, se descubrió que prolonga más la vida leer libros que periódicos o revistas: los lectores de libros que informaron haber leído durante más de tres horas cada semana tenían un 23% menos de probabilidades de morir que sus pares que solo leían publicaciones periódicas.

La razón no está muy clara, pero los expertos especulan que "los libros atraen más la mente del lector, proporcionando más beneficios cognitivos y, por lo tanto, aumentando la vida útil", dijo el investigador de Yale Avni Bavishi. Según los expertos, la lectura frecuente no solo aumenta su capacidad intelectual, sino que también puede promover la empatía, la percepción social y la inteligencia emocional. Otros estudios nos han contado que leer aumenta el vocabulario, incrementa la conectividad en las áreas cerebrales, mejora la habilidad para adquirir otros idiomas e impulsa la creatividad y la toma de decisiones.

Puedes acceder al estudio completo aquí.

Este artículo fue publicado en TICbeat por Andrea Núñez-Torrón Stock.