Skip to main content

Volkswagen T-Roc, nos subimos a bordo de este SUV urbano para conocer su tecnología

volkswagen t roc prueba tecnológica

06/03/2018 - 15:05

El nuevo T-Roc de Volkswagen ha llegado al mercado para ocupar el hueco que queda en el catálogo de coches de Volkswagen entre el Tiguan y el Golf, y hemos tenido la oportunidad de pasar una mañana entera con este SUV compacto para conocer más a fondo toda la tecnología que trae. Y ya os adelantamos que hay unas cuantas diferencias respecto a los anteriores coches de esta marca alemana que hemos probado en nuestra Zona Motor.

Aprovechando la presentación nacional del T-Roc, Volkswagen nos invitó a conocer de primera mano toda la tecnología que trae este coche tanto por dentro como por fuera. Pudimos descubrir el lavado de cara que ha recibido el Digital Cockpit (el cuadro de instrumentos cien por cien digital), y por supuesto no íbamos a dejar pasar la oportunidad de hablar de tecnologías de seguridad tan importantes en Volkswagen como el ACC (Adaptative Cruise Control) o el Lane Assist.

En nuestra Zona Motor ya os hemos hablado en más de una ocasión de la tecnología de Volkswagen: desde la prueba tecnológica del Passat GTE hasta el análisis del coche cien por cien eléctrico e-Golf, pasando también por la visión del coche del futuro que tiene esta marca, y en esta ocasión venimos a hablar del nuevo T-Roc.

Bajo un precio de salida de 23.860 euros, el Volkswagen T-Roc llega en tres configuraciones diferentes (Advance, Advance Style y Sport) que a su vez se distribuyen en diferentes motorizaciones tanto diésel (dos) como gasolina (tres). Todas las versiones llegan con el último sistema de Car-Net de la marca germana, dentro del cual se incluyen de serie los servicios de App-Connect (para utilizar el móvil en el coche) y Security & Service (incluye un botón de llamada de emergencia), y como opcional se ofrece el sistema de Guide and Inform.

La trasera del T-Roc

Pese a que nuestra prueba del T-Roc tuvo lugar en un entorno montañoso que invitaba a poner a prueba las habilidades en terreno adverso de este coche, en realidad como amantes de la tecnología que somos nos centramos sobre todo en el apartado tecnológico. Así que si venías buscando comentarios acerca del agarrae de este coche en una carretera revirada, será mejor que eches un vistazo a la prueba de nuestros compañeros de AutoBild.es.

¿Conoces nuestra Zona Motor? Hablamos de coches desde el punto de vista de la tecnología, ¿te subes?

El T-Roc estrena un nuevo Digital Cockpit que modifica ligeramente el diseño que traían hasta ahora los cuadros de instrumentos de las coches de Volkswagen. Sigue siendo un cuadro cien por cien digital, con una enorme pantalla de 11,7 pulgadas que ahora viene acompañada a ambos lados por dos indicadores LED para la temperatura del motor y el nivel de combustible (en el Passat eso estaba integrado en el cuadro digital).

El Digital Cockpit del T-Roc

Este pequeño cambio ha permitido que ahora la interfaz luzca un aspecto mucho más limpio. Los indicadores digitales de las revoluciones del motor y la velocidad ahora ya no están "invadidos" como antes por tanta información en su interior, y se limitan a mostrar en su interior la media de consumo (a la izquierda) y la autonomía restante (a la derecha). Habrá que ver si los demás modelos de la marca se van sumando a este rediseño.

En cualquier caso, el Digital Cockpit sigue siendo un cuadro de instrumentos que se puede personalizar de principio a fin. Está desde la opción de ver el mapa en el cuadro de instrumentos, para la cual además tienes una función que te permite hacer los instrumentos más pequeños para que así el mapa se vea más grande; ver solamente las indicaciones para llegar a un destino; comprobar el estado del vehículo; y un largo etcétera. Todas estas vistas de la pantalla se controlan desde los mandos del volante.

El navegador del T-Roc

Por supuesto, en el T-Roc tampoco falta el navegador de ocho pulgadas que ya se ha convertido en otra seña de identidad más en los coches de este grupo. Es una pantalla táctil que se engloba dentro del abanico de conectividades de Car-Net, y por supuesto se trata de un navegador compatible tanto con Android Auto como Apple CarPlay. Para conectar el móvil disponemos de dos puertos USB ubicados justo debajo de la consola central (según los rumores, en el caso de Android todo esto algún día se podrá hacer también de forma inalámbrica).

Las ventajas de tener el móvil conectado al coche mientras estamos al volante son enormes. Podemos contestar a un WhatsApp dictando el mensaje por voz, seguir una ruta de navegación a través de Google Maps (o Mapas de Apple en el caso de los iPhone), reproducir música de nuestra cuenta de Google Play Music (o Apple Music), leer correos y un largo etcétera de funciones de lo más útiles para seguir conectados sin poner en peligro nuestra seguridad.

El interior del T-Roc, con vista del volante y el Digital Cockpit

Decir también que debajo del navegador disponemos de una base de carga inalámbrica para cargar nuestro teléfono sin necesidad de conectarlo por cable. Esta base utiliza un estándar de carga compatible con la inmensa mayoría de teléfonos del mercado, y aunque nosotros hicimos la prueba con un iPhone 8 Plus, os podemos garantizar que también funcionaría tanto con un Samsung Galaxy S8 como cualquier otro teléfono que disponga de carga inalámbrica.

Para poner la guinda al pastel en cuanto a tecnologías de a bordo, este coche dispone también de un sistema de audio firmado por el sello de Beats que se compone de un total de seis altavoces y un subwoofer que desarrollan 300 vatios de potencia.

Nuevo T-Roc

En lo que se refiere al apartado de la seguridad, el nuevo T-Roc trae de serie las tecnologías de ACC (Control de Crucero Adaptativo), Front Assist (para detectar vehículos o peatones que puedan suponer un peligro inminente de impacto), Lane Assist (para mantener el coche dentro de su carril) y Precrash (en caso de golpe inevitable, tensa los cinturores de seguridad, sube las ventanillas y cierra el techo solar).

La unidad que nosotros tuvimos la oportunidad de conducir venía cargada con todos los extras, y también tenía (disponibles como opcionales) los asistentes de Traffic Jam Assist (para avanzar en los atascos sin necesidad de andar acelerando y frenando), Side Assist (para ver una luz naranja en el retrovisor si viene alguien desde atrás) y Park Assist (para aparcar o salir de una plaza sin necesidad de tocar el volante).

Así se imagina Volkswagen la carga de coches eléctricos del futuro

El Volkswagen T-Roc ya está a la venta en España por un precio que parte de los 23.860 euros. Esperamos que con este repaso de sus tecnologías hayáis podido descubrir mucho más acerca de lo que trae en cuanto al apartado tecnológico, y que ahora tengáis una visión mucho más clara acerca de cómo es este coche.

Ver ahora: