Wankband, el wearable que se recarga cuanto te masturbas

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Wankband, la pulsera wearable que se recarga cuanto te masturbas

Quizá no te hayas parado a pensarlo, pero algo tan trivial hoy en día como es ver vídeos en Internet, produce un considerable gasto energético. No sólo para alimentar tu smartphone, tablet u ordenador, sino también para llevar Internet hasta tu casa y trasladar datos por el aire, vía WiFi.

No descubrimos nada nuevo al decir que el 10% de todo el tráfico de Internet, es pornografía. Pornhub, una de las webs pornográficas más conocidas de Internet, se siente un poco culpable por inducir a este gasto energético, así que quiere compensar al planeta con su pulsera wearable Wankband, que aprovechará el Poder del Hombre, tal como ellos lo llaman, para recargar nuestras tablets o smartphones, ahorrando energía.

Dejando a un lado los eufemismos, Wankband se recarga cuando te masturbas (si eres un hombre). Esa energía que obtienes sirve para cargar la batería de tu smartphone, ahorrándote dinero en la factura de la luz.

Onanistas del mundo, este vídeo es para vosotros:

 
¿Cómo funciona Wankband? La pulsera contiene un cargador cinegético que produce fricción cuando mueves la mano (y con ello la pulsera) arriba y abajo...

Wankband

Wankband

Lógicamente Pornhub, como web pornográfica que es, lo asocia con la masturbación, pero en teoría debería funcionar con cualquier otro movimiento que suponga subir y bajar la pulsera, desde levantar pesas a hacer ejercicio...

El rozamiento cinegético del cargador produce energía que se almacena en la pulsera Wankband. Una barra en el propio visor te avisa cuándo se ha cargado por completo. Entonces sólo tienes que conectar un smarphone, tablet u otro dispositivo móvil y usar esa energía obtenida en tus momentos de éxtasis, para recargarlos:

Wankband, el wearable que se recarga mientras te masturbas

Google da marcha atrás y vuelve a permitir el porno en Blogger

Aunque la teoría de Wankband es válida, su utilidad plantea muchas dudas. Primero, porque no indican cúantos "movimientos" hacen falta para recargar un smartphone. Y segundo, porque la carga de un móvil realmente cuesta poco dinero, apenas unos céntimos.

Wankband suena más a campaña publicitaria que a un wearable realmente útil. De momento no está a la venta, aunque Pornhub está pidiendo betatesters en la web oficial de Wankband, para probar el invento antes de ponerlo a la venta. Voluntarios no le van a faltar...