Skip to main content

Ya está operativo el enorme radiotelescopio chino que buscará vida en otros planetas

Aperture Spherical Radio Telescope

18/01/2020 - 17:44

China lleva probando un radiotelescopio gigante pensado para buscar vida extraterrestre, en una construcción que finalizó en 2016 pero que hasta hace unas horas no ha estado totalmente operativa.

Se trata de un radiotelescopio esférico de gran tamaño que ha establecido un nuevo récord en este tipo de construcciones de plato único, y eso es gracias a un diseño con un diámetro de medio kilómetro. De nombre Aperture Spherical Radio Telescope (FAST) permitirá al ser humano poner un ojo en mitad del espacio.

El hecho de que el radiotelescopio ya esté totalmente operativo, ha permitido a científicos de todo el mundo poder probarlo dentro de sus instalaciones, donde por ejemplo los astrónomos podrán empezar a explorar más rincones del universo y que jamás antes había logrado llegar otro telescopio.

Radiotelescopio

Si bien su apertura va con cierto retraso, dado que se esperaba que en octubre fuera abierto para todos los científicos tras completar una ronda de pruebas, no ha sido hasta ahora cuando finalmente ha llegado la ansiada fecha que estaban esperando científicos de todo el mundo.

Durante las pruebas iniciales, los científicos del radiotelescopio han logrado descubrir 102 nuevos púlsares, es decir, más que el número total descubierto en el mismo periodo de tiempo por investigadores en los Estados Unidos y Europa de manera combinada.

Se trata de un interesante avance no solo en ingeniería y arquitectura industrial, sino también porque se otorga a los científicos una nueva herramienta para intentar entender mucho más el origen del universo, y quizás por el camino también encontrar vestigios de vida en otros sistemas solares.

A partir de ahora este radiotelescopio esférico de apertura de 500 metros podrá desentrañar muchos misterios que aún existen en el universo, entre los que se encontrarían escuchar ondas gravitacionales y ráfagas de radio rápidas, y descubrir otros tantos fenómenos celestes que hasta ahora eran imperceptibles por otros aparatos.

Imagen de portada | Ou Dongqu/Xinhua/ZUMA