Logo Computerhoy.com

412 km/h es el nuevo récord de velocidad máxima en coche eléctrico fabricado en serie y no, no es un Tesla

Motor
Rimac Nevera

El coche eléctrico tiene muchas barreras que romper antes de convertirse en el coche por excelencia en las carreteras españolas. Y si bien la autonomía y los tiempos de carga son el principal escollo, la velocidad nunca es una cuestión a no tener en cuenta.

Rimac, el fabricante croata de supercoches eléctricos, ha establecido oficialmente el récord de velocidad máxima de un vehículo eléctrico, con unos impresionantes 412 km/h, lo que supone una diferencia de 146 km/h con respecto a la velocidad máxima registrada por un TeslaModel S Plaid.

Y si bien el récord no tiene trampa ni cartón, es cierto que el Rimac Nevera es un supercoche biplazade 2,1 millones de dólares, mientras que el Model S Plaid es un coche familiar de cinco plazas que cuesta unos 120.000 euros.

Rimac llevó el Nevera a la pista de pruebas de automoción de Papenburg, en Alemania, para realizar la prueba de velocidad máxima. La pista cuenta con largas y rápidas curvas peraltadas que desembocan en dos rectas de 4 km, lo que la convierte en uno de los pocos lugares del mundo que son seguros para este tipo de pruebas.

Se instaló un dispositivo de medición basado en el GPS Racelogic V-Box para verificar los resultados. Ya que los medidores de los coches suelen fallar por unos pocos kilómetros por hora de más (para evitar que nos multen a 120 km/h).

Casi 2.000 CV de puro deportivo

Al Nevera nunca le faltó potencia; su cadena cinemática de cuatro motores arroja unos 1.914 CV y 2.360 Nm de par motor, lo que convierte a sus pegajosos neumáticos Michelin en un factor muy limitante para la aceleración. Es un deportivo con todas las de la ley.

El problema general para las carreras de velocidad máxima de los eléctricos es el engranaje. La mayoría de los vehículos eléctricos, incluido el Nevera, son vehículos de una sola velocidad, optimizados para ser rápidos al salir de la línea de salida, por lo que fallan a altísimas velocidades.

La velocidad alcanzada, para que te hagas una idea, es un tercio dela velocidad del sonido, así que puedes dar por hecho que poner el coche a esa velocidad tiene que ser impresionante y muy agotador (por las fuerzas G soportadas).

Rimac Nevera

Rimac

No intentes hacer esto con tu propio Nevera: los coches de calle están limitados a 352 km/h y Rimac sólo sacará el máximo rendimiento del coche en eventos especiales para clientes "con el apoyo del equipo Rimac y en condiciones controladas".

Los 412 km/h del Nevera están sorprendentemente cerca del récord de velocidad de un vehículo de producción, actualmente en manos de Shelby Supercars de Estados Unidos. Tesla va a tener que apretar para volver a recuperar la marca.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además