Skip to main content

Agua a presión o túnel de lavado, ¿qué es mejor para cuidar tu coche?

Lavar el coche

30/11/2018 - 20:00

Ser dueño de un coche supone un importante sacrificio económico. El flujo de dinero desde nuestra cartera al vehículo es constante: combustible, reparaciones, mantenimiento... Lavar el coche supone a veces un conflicto entre ahorrar tiempo, dinero, o cuidado del vehículo. ¿Qué es mejor para cuidar el coche, el lavado a mano con agua a presión, o el túnel de lavado? Los expertos de Auto Bild España nos ofrecen algunas pistas.

Lo cierto es que no hay un sistema mejor que otro. Depende del estado de la pintura del coche, y de la suciedad que tenga.

Si la pintura está en mal estado y se muestra desconchada o agrietada en algunos sitios, o el coche tiene arenilla en la carrocería, hay que tener cuidado a la hora de elegir el lavado a presión o el tunel de lavado.

Lavar el coche

Pros y contras del Lavado a presión

El lavado a mano con manguera a presión es un clásico. Era el sistema más utilizado antes de la llegada de los túneles de lavado.

Entre sus ventajas está en que es más barato (salvo que se use mucho agua y jabón). También es más eficiente a la hora de eliminar la suciedad que está muy incrustada. Y las zonas difíciles y los bajos del vehículo quedan mucho más limpios.

Además, la pintura de la carrocería sufre menos, salvo que esté desconchada o en mal estado. En ese caso habrá que usar el chorro de agua con cuidado, porque podría extraerla y quitar la capa completa.

En su contra, exige bastante tiempo y esfuerzo.

Detergente neutro para el coche, en oferta en Amazon

Pros y contras del túnel de lavado

La principal ventaja del túnel de lavado es que es más rápido y cómodo que el lavado a presión. Es adecuado si el coche no tiene problemas en la carrocería, y no tiene suciedad demasiado incrustada.

Cuidado si la pintura tiene un poco de arenilla o barro.  Aunque la mayoría de los túneles de lavado usan rodillos con las cerdas de polietileno (un material muy parecido a las fibras textiles), si la carrocería tiene arena, puede terminar arañándola.

Un consejo de experto es lavar el coche un día lluvioso, ya que la lluvia hace un efecto de prelavado, debilitando la suciedad incrustrada, para que no raye el coche.

Lavar a presión suele ser más económico, pero las estaciones de servicio suelen hacer promociones y descuentos especiales en los túneles de lavado. Una buena ocasión para optar por ellos.