Skip to main content

La aplicación de la DGT puede estar en peligro: el Tribunal Superior de Justicia de Madrid admite una denuncia

MiDGT

19/06/2020 - 12:57

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha admitido a trámite una denuncia contra la aplicación miDGT que podría provocar su paralización.

Uno de los mayores ejemplos de la modernización que se está viviendo en la DGT es la aplicación miDGT y todo lo que conlleva. Con cierto retraso respecto a otros países, este proyecto atrajo mucha atención desde el primer momento, aunque ahora se va a enfrentar a su primer gran problema judicial ante algunos aspectos que parecen no haber gustado demasiado.

miDGT es la aplicación de la DGT que nace con la idea de que no haga falta llevar el carné de conducir encima, sino que valga con tener la app en el móvil. Pero también se busca facilitar la vida de los conductores al ofrecer la posibilidad de realizar gestiones a través del móvil sin tener que presentarse en ninguna oficina o recibir las notificaciones administrativas al momento.

Sin embargo, en la empresa Dvuelta, que busca la "defensa de los derechos de los conductores", no están conformes con algunas de las nuevas normativas que se aplican con el lanzamiento de la aplicación y han realizado una denuncia.

La denuncia que ha admitido el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) considera que hay factores que contradicen la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación, según Moncloa, La principal es que no sea necesario llevar el permiso de conducción en formato físico, algo que hasta ahora se consideraba delito.

En la denuncia se aclara que esta vía no se ajusta al marco legal porque “pretende dotar de legalidad al carnet de conducir electrónico mediante la publicación de una instrucción de carácter interno que es contraria a la Ley de Tráfico”. En caso de que se falle en contra de la DGT puede suponer un importante fiasco.

La gran motivación para instalar miDGT en los móviles se sitúa en la exención de llevar el carné encima. Las gestiones que se hacen normalmente en la DGT son contadas y la descarga de la aplicación para realizar alguna puede ser puntual, pero seguramente no se instalaría hasta ser necesario.

Pero esta no es la única causa de la denuncia, en Dvuelta consideran que también existe un problema de privacidad y que la información que recoge la DGT excede lo permitido al saber también "dónde estamos, si nos movemos y qué hacemos”. Ahora veremos cómo marcha el proceso y si tiene alguna consecuencia para la aplicación de la DGT.