Skip to main content

Arde un buque con 4.000 coches deportivos de Porsche, Lamborghini, Bugatti y Audi, las baterías eléctricas dificultan el rescate

The Felicity Ace

Armada de Portugal

18/02/2022 - 23:01

Por si la crisis de los chips no fuera suficiente, Volkswagen sufre un duro revés en su división de marcas de lujo. Seguramente ha perdido casi 4.000 deportivos.

El buque de transporte The Felicity Ace partió de Alemania a principios de semana con destino a Rhode Island, un puerto de Estados Unidos.

Su carga se compone de 3.965 vehículos de lujo del Grupo Volkswagen, entre ellos al menos 1,100 Porsches, 189 Bentley y un número indeterminado de Lamborghinis, Bugattis, y Audis. Volkswagen aún no ha facilitado los datos.

El pasado miercoles, el buque comenzó a enviar señales de socorro, anunciando que se había originado un incendio en una de las bodegas del barco, que no podían controlar.

VIDEO

[CH] Robot de recarga de Volkswagen

La armada portuguesa acudió al rescate, evacuando a los 22 tripulantes, que no han necesitado atención médica.

Desde el miércoles el barco navega a la deriva, y como se ve en la foto de apertura, está ardiendo por completo.

Según ha explicado a Reuters el capitán Joao Mendes Cabeças del puerto más cercano: "El barco está ardiendo de un extremo a otro... todo está en llamas a unos cinco metros por encima de la línea de flotación".

Aunque no se conoce el origen del fuego, los expertos creen que el incendio podría haberse extendido al quemarse las baterías eléctricas de los coches eléctricos que transporta, presumiblemente el modelo Audi E-tron Sportback.

Hasta que las baterías no dejen de arder, no se podrá apagar el incendio del barco y evaluar el desastre. Aunque lo más probable es que no se pueda recuperar nada.

Las pérdidas de Volkswagen podrían superar los 150 millones de euros, según las primeras estimaciones. Pero eso no es lo más grave para el gigante alemán.

El incendio de estos 4.000 coches de lujo llega en el peor momento, en mitad de la crisis de los semiconductores que está obligando a los fabricantes de coches a parar sus fábricas, porque no hay chips para controlar los vehículos.

Volkswagen podría necesitar muchos meses para volver a fabricar esos 4.000 deportivos de lujo, y eso es mucho más grave para la compañía que las pérdidas económicas.

Buds

Buds

Estos auriculares inalámbricos cuentan con cancelación de ruido para llamadas, una autonomía muy prolongada y un sonido muy equilibrado.

Etiquetas:

Motor

Y además