Skip to main content

Aston Martin dará vida a 25 reproducciones del mítico coche que conducía James Bond

Aston Martin DB5 Golfinger

Aston Martin

07/07/2020 - 19:18

¿Eres fan de las películas de espías? Entonces presta atención porque Aston Martin está preparando 25 reproducciones del Aston Martin DB5, el mítico coche que James Bond condujo en la película Goldfinger.

En el año 1964 se estrenaba en los cines de todo el mundo Goldfinger, la tercera película protagonizada por el popular agente 007. En el largometraje, Sean Connery daba vida una vez más al famoso espía y se presentaba al volante de un Aston Martin DB5.

El vehículo había salido a la venta en el mercado un año antes, en 1963, pero gracias a la película alcanzó fama mundial, y desde entonces es recordado como el coche de James Bond. 

Ahora, 55 años después de que el último DB5 nuevo saliera de las fábricas de Aston Martin, la marca británica está preparando 25 reproducciones exclusivas de este vehículo. Lo bueno es que los nuevos coches no solo cuentan con el diseño que podemos ver en la película, sino que también disponen de una amplia selección de equipamiento extra, gadgets y artilugios únicos que encontrábamos en el modelo del agente 007. 

Aston Martin DB5 Golfinger

Aston Martin

En concreto, el equipamiento inspirado en la película incluye lo siguiente:

  • Sistema de pantalla de humo trasero.
  • Sistema simulado de entrega de aceite trasero.
  • Placas de matrícula giratorias delanteras y traseras (placas triples). 
  • Ametralladoras simuladas de doble frente.
  • Escudo trasero resistente a las balas. 
  • Arietes delanteros y traseros.
  • Simulador de neumáticos.
  • Panel del techo del asiento del pasajero extraíble. 
  • Mapa con radar simulado de seguimiento de pantalla. 
  • Teléfono en la puerta del conductor.
  • Botón actuador en pomo de engranaje. 
  • Reposabrazos y consola central de conmutación montada en la consola central. 
  • Armas ocultas bajo el asiento / bandeja de almacenamiento.
  • Mando a distancia para la activación del sistema. 

Los coches presentan paneles de carrocería de aluminio del mismo estilo original del DB5, que ocultan una estructura de chasis de acero templado. Bajo el capó encontramos un motor de 4,0 litros de seis cilindros en línea con una cabeza de seis bujías, tres carburadores SU y un refrigerador de aceite, capaz de ofrecer 290 CV.

La serie de unidades exclusivas recibe el nombre de Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation, y por el momento la corporación ha terminado la fabricación del primer vehículo tras invertir más de 4.500 horas de trabajo. La marca no ha revelado el precio de estas reproducciones, pero según nuestros compañeros de Autobild cada pieza ronda los 3,6 millones de euros.