Skip to main content

BMW se enfrenta a un nuevo reto: necesitará mucho más litio

BMW M3 pick-up E30

28/04/2020 - 20:35

La estrategia a largo plazo de BMW pasa por avanzar en la electrificación y ofrecer alternativas de movilidad para que los clientes puedan elegir la opción que mejor se adapta a sus necesidades. Para cumplir con ella debe prepararse para asegurarse que el abastecimiento de materiales no se convertirá en un problema. Y es que según sus cálculos, en 2025 necesitará siete veces más litio del que usa ahora. Así es como prevé que la extracción y el procesamiento de esas materias primas se realicen de una forma éticamente responsable.

La marca bávara ha hecho su propio esbozo del escenario del futuro. En él, la demanda de coches eléctricos crecerá porque la elección de estos modelos será algo natural según crezca la infraestructura de carga y la tecnología de las celdas de las baterías se vuelva más asequible. Con este punto de partida, BMW ha establecido sus objetivos: en 2020 tiene planeado contar con doce modelos electrificados, de los cuales dos serán 100% eléctricos. Tres años después serán 25 los vehículos electrificados y la mitad serán completamente eléctricos.

 

Australia y Marruecos

Por lo tanto, la necesidad de materias primas de BMW crecerá a medida que lo haga su oferta y la demanda de los conductores. ¿Cómo garantizará su abastecimiento para dar forma a este proceso de electrificación? El litio llegará gracias al contrato que ha firmado con la compañía china Ganfeng Lithium. El cobalto, por su parte, se obtendrá de minas ubicadas en Australia y Marruecos y su suministro está asegurado hasta 2025 y más allá. Además, BMW abastecerá directamente a CATL y Samsung SDI, los fabricantes de la quinta generación de celdas de batería.

Finalmente, la marca alemana pretende que la extracción y el procesamiento de estas materias primas sea un proceso lo más ético posible desde la extracción hasta la producción. Para ello, la obtención del litio mediante la extracción de los depósitos de roca dura se hará bajo estrictos estándares de sostenibilidad. Y en cuanto al cobalto, BMW ya publica los países de origen.

Este artículo fue publicado en Autobild por Elena Sanz Bartolomé.